Enviar
Costa Rica está rezagada en desarrollo de productos de inversión
Futuro incierto para fondos de capital de riesgo
• Reglamento que permitiría inyectar dinero a empresas innovadoras cumple un año de estar estancado en revisiones

Compañías mundialmente reconocidas como Goggle o Apple saltaron al éxito con la ayuda de fondos de capital de riesgo que les ayudaron a expandirse en el mundo. En Latinoamérica este tipo de recursos también han sido usados por empresas para conquistar nuevos mercados, pero Costa Rica se queda atrás en la tendencia, debido a que no existe regulación aprobada que permita que el público pueda invertir su dinero es este tipo de emprendimientos.
Los fondos de capital de riesgo, canalizan grandes sumas de dinero hacia nuevos negocios de alto riesgo y alta rentabilidad, poniendo a disposición de una nueva generación de emprendedores, suficientes recursos como para enfrentarse a empresas ya existentes. Las empresas que buscan ese tipo de financiamiento son de sectores innovadores como el software, las telecomunicaciones, Internet, la biotecnología, entre otros, y lo hacen por que les es difícil obtener crédito tradicional o emitir deuda en bolsa, debido al riesgo implícito de su negocio o la corta trayectoria.
Aunque la ley del mercado de valores permite que se formen fondos de capital de riesgo, solo funcionan algunos privados porque la regulación para que se abran este tipo de inversiones al público aún no ha sido aprobada por el Consejo Nacional de Supervisión de Entidades Financieras (Conassif).
“El reglamento está por ser conocido por el Consejo en una próxima sesión. Los temas que están siendo discutidos son inquietudes de los integrantes del Consejo, que en el tanto no sean incorporados o eliminados no vale la pena hacerlos públicos”, dijo a INVERSIONISTA, Alberto Dent, presidente del Conassif.
La aprobación del texto está “en pausa” desde julio pasado por lo que diversos sectores como la Cámara Nacional de Sociedades de Fondos de Inversión, la bolsa de Valores y los empresarios manifiestan su inquietud ante la tardanza, ya que consideran que muchas empresas están perdiendo la oportunidad de crecer.
“Este reglamento no es solo para las empresas innovadoras, puede ser para las tradicionales que desarrollen procesos innovadores. El texto engavetado está poniendo un freno a los esfuerzos que hacemos algunas instituciones porque los empresarios crezcan” enfatizó Mónica Araya, presidenta de la Cámara de Exportadores.
Los sectores antes mencionados tienen numerosas dudas de por qué el atraso. “Me parece que un reglamento que no ha sido aprobado no puede ser criticado y mucho menos insinuar que no será operativo hasta tanto no se tenga una versión final. Lo que está en conocimiento del Consejo pasó por un periodo de consulta en donde se han tomado en consideración los comentarios hechos por el medio, por lo que las supuestas opiniones de que no será aplicable son prematuras y faltas de información” dijo Dent, luego de que se le consultara sobre los temores expresados por los interesados.
Este tipo de fondos ha sido exitoso en países latinoamericanos como Colombia, Chile y Brasil, no solo para hacer crecer empresas sino para profundizar las opciones del mercado de valores.
Aun así, la incertidumbre que rodea las reglas del juego en cuanto a estos instrumentos vaticina que las empresas nacionales que los necesitan seguirán en espera, a pesar de que existan inversores dispuestos a tomar el riesgo.



Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios