Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



GLOBAL


Futuro de gabinete peruano quedó en suspenso

| Viernes 10 octubre, 2008



Futuro de gabinete peruano quedó en suspenso

Lima
EFE

El futuro del gabinete de ministros de Perú quedó en suspenso después de que todos sus integrantes pusieron ayer sus cargos a disposición en medio de una crisis política desencadenada por un gran escándalo de corrupción.
Luego de visitar al jefe de Estado, Alan García, en Palacio de Gobierno, los miembros del gabinete se retiraron sin dar declaraciones a la prensa y dejaron su continuidad en manos del mandatario.
El escándalo de corrupción, conocido como “Petrogate”, estalló el domingo pasado cuando se divulgó una serie de grabaciones sobre presuntas maniobras ilícitas para que la empresa noruega Discover Petroleum obtuviera cinco lotes petroleros, que le fueron adjudicados en setiembre pasado al consorcio que formó con la estatal Petroperú.
Las grabaciones le costaron el puesto al ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, al presidente de Petroperú, César Gutiérrez, y al directivo de Perúpetro (encargada de las licitaciones petroleras) Alberto Químper, uno de los protagonistas del escándalo, que ha provocado la peor crisis política del Gobierno de García.
Otras grabaciones del “Petrogate” han salpicado al primer ministro, Jorge del Castillo, y al polémico ministro de Salud, Hernán Garrido Lecca, en la construcción irregular de hospitales.
En medio de la crisis, y encabezados por Del Castillo, los ministros acudieron intempestivamente, y sin ser invitados, al Parlamento, pero su intención de presentar un informe se frustró cuando los legisladores de la oposición abandonaron el hemiciclo.
Los opositores remarcaron que el gabinete debe presentarse, tal y como estaba previsto, el próximo martes, fecha en que se prevé debatir una moción de censura.
Según los medios locales, los legisladores de la oposición ya han conseguido 66 de los 120 votos para censurar al gabinete en pleno.
El analista político Santiago Pedraglio comentó que la presencia de Del Castillo y sus ministros fue “innecesaria” y “polariza más la situación porque da una señal de desesperación del gabinete” y “deja una serie de interrogantes”.
Pedraglio dijo que si bien “la crisis es grave, todavía hay muchas cosas que esclarecer” y, por ello, el primer ministro debió esperar a la presentación en el Congreso la próxima semana para que se discuta el asunto a fondo.
También recalcó que en las denuncias “no queda claro que haya compromisos ilícitos de los ministros”.