Enviar
FMLN no alcanzó la mayoría simple en el legislativo
Funes se suma a lista de gobiernos de izquierda

Analistas estiman que presidente electo tendrá espacios más reducidos que Morales, Correa y Chávez

San Salvador
EFE

La victoria de Mauricio Funes al frente del FMLN en los comicios presidenciales de El Salvador supone una apuesta inédita e histórica del país por un gobierno que se suma a la corriente de izquierda que recorre América Latina en un momento de crisis económica mundial.
Funes, un reconocido y combativo periodista, se impuso en las urnas al conservador Rodrigo Avila, en lo que significó el fin de una etapa de 20 años de gobiernos de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena).
El aspirante por el Frente “Farabundo Martí” para la Liberación Nacional (FMLN), quien despuntó como favorito durante toda la campaña electoral, se alzó con un 51,27% de los votos, frente 48,73% de Avila, con algo más del 90% de las actas escrutadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).
A juicio de Roberto Rubio, director de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), el futuro Gobierno de Funes, si bien puede inscribirse en el retorno de la izquierda a la región, “va a tener características bastantes particulares”, que dependerán del papel de la oposición y de su relación con el FMLN, entre otros aspectos.
El futuro jefe de Estado tendrá, según el experto, “espacios más reducidos” que los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Ecuador, Rafael Correa; o Venezuela, Hugo Chávez.
Y esa “estrechez” en el poder estará dada por la ausencia de una mayoría simple en la Asamblea Legislativa (unicameral), unas instituciones como la Corte Suprema o la Fiscalía, en la que no tiene presencia su partido, la posible “hostilidad” de la prensa y una base social que esperará soluciones rápidas, detalló Rubio.
Estimó, por otro lado, que la cercanía con Chávez estará marcada por sectores del Frente afines al mandatario, pero previó que también habrá relación con Estados Unidos y un acercamiento con Cuba.
No obstante, el analista consideró que la victoria de Funes “ha dejado un país aritméticamente dividido en dos núcleos”, aunque este resultado “se veía venir”, tras cuatro gobiernos consecutivos de la derechista Arena.
El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, considera, sin embargo, que el país “no está dividido”.
“Tenemos dos visiones distintas. Lo que hay que hacer es conciliar las visiones de los votantes y trabajar en beneficio de todos ellos”, afirmó Saca, quien milita en Arena, en una rueda de prensa que concedió este lunes en la Casa Presidencial.
El actual mandatario le extendió la mano al futuro gobernante y anunció que emprenderán una etapa de transición, que espera sea “tranquila” y “expedita”.
“Insto a todos los salvadoreños a que tengamos conciencia de que la crisis mundial nos afectará a todos y, por lo tanto, debemos aunar esfuerzos para sacar adelante al país mediante el trabajo conjunto y participativo”, agregó el gobernante.
Una encuesta difundida ayer por el diario La Prensa Gráfica reveló que un 61,7% de la población considera la economía como el principal problema de este país de 5,7 millones de habitantes.
La agencia de calificación de riesgos Fitch indicó ayer que Funes se enfrenta a un “duro periodo” de ajuste económico, debido a que El Salvador recibe “un desproporcionado impacto” de la recesión económica de Estados Unidos y de las restricciones crediticias externas.
“La economía de El Salvador está sintiendo el impacto de una débil demanda externa y del descenso de las remesas por parte de los trabajadores en el exterior”, señaló hoy el director para América Latina de Fitch, Casey Reckman.
Los desafíos vendrán, igualmente, desde otros ámbitos. “La administración que entra está especialmente llamada a dar ejemplo de cordura, de visión nacional y de respeto a las reglas básicas de la convivencia democrática”, apuntó en un editorial La Prensa Gráfica.
Para el rotativo, esta victoria significará, de igual forma, un reto para los otros partidos, porque “se abre una nueva etapa de esta coyuntura, en la que los actores políticos deberán demostrar que están de veras no solo a la altura del comportamiento ciudadano, sino también a la altura de las circunstancias nacionales e internacionales”, añadió.
Ante la prensa, Saca admitió que, después de estos comicios, su partido “tiene que replantearse” y “seguir acumulando y aprovechando toda la experiencia de los últimos 20 años”.


Un periodista que se hizo noticia


El periodista Mauricio Funes se convirtió en el protagonista de una noticia histórica para El Salvador, al conquistar el poder para la izquierda por primera vez en su país, como candidato del ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).
Funes, uno de los comunicadores más influyentes en el país, dejó su profesión para convertirse en político, carrera que lo llevó este domingo a ser presidente electo.
Carlos Mauricio Funes Cartagena nació en San Salvador el 18 de octubre de 1959 y durante más de 20 años se dedicó al periodismo con una gran popularidad, principalmente por sus fuertes críticas a diversos sectores y en especial al Gobierno.
Con su triunfo, el FMLN, que entre 1980 y 1992 libró una guerra con el Gobierno, alcanza por primera vez el poder y pone fin a 20 años de hegemonía de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que postuló en estas elecciones a Rodrigo Ávila. Funes cultivó durante su campaña una gran aceptación entre los votantes de diversos estratos sociales por su reconocida carrera en la televisión local y por su nulo pasado guerrillero, lo que atrajo el voto de los indecisos e, incluso, de antiguos simpatizantes de ARENA.
El presidente electo está casado, en terceras nupcias, con la brasileña Vanda Pignato, representante del Partido de los Trabajadores (PT) en Centroamérica.
De mediana estatura y férreo carácter, Funes en ocasiones ha sido tachado de “arrogante” por sus detractores, aunque generalmente se muestra como un hombre simpático que hasta es calificado como “atractivo” por el sector femenino de la población.
Funes fue ratificado como candidato del FMLN el 11 de noviembre del 2007, fecha en que se celebraron 18 años de la última ofensiva lanzada por la ex guerrilla, y desde esa fecha todas las encuestas lo situaron a la cabeza de las preferencias electorales.
Sin embargo, algunos sondeos le dieron una leve ventaja a Ávila, por lo que los días previos a la votación se caracterizaron por un clima de incertidumbre y tensión, debido a lo reñido que se esperaba el proceso.
Funes cursó sus estudios básicos y universitarios con los jesuitas, aunque no logró concluir la carrera de licenciatura en letras en la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA).
Entre 1986 y 1991 trabajó en la televisión local, pero después se incorporó a la UCA para trabajar la instalación de un centro de audiovisuales. Tras unos meses regresó al Canal 12, donde llegó, en 1997, a ser director de noticias y conducir programas de gran audiencia, caracterizados por ser muy críticos al Gobierno.
También fue hasta pocos meses antes de su postulación como candidato el corresponsal en El Salvador de la cadena estadounidense de noticias CNN en español.
En 1994 recibió el prestigioso premio Maria Moors Cabot, de la Universidad de Columbia.


Ver comentarios