Logo La República

Sábado, 12 de junio de 2021



NOTA DE TANO


Funcionó la fórmula mágica de Pepe Giacone

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 20 mayo, 2021

Jaylon Hadden, autor de un gol determinante

Carlos Méndez, portero de Sporting no tocó bola y José Giacone de nuevo encontró el “golcito” que en varias ocasiones le ha sobrado hasta para obtener un título: “remember” Pérez Zeledón.

En las series cerradas, don Pepe se encuentra tranquilo como pez en el agüa. Tiene una fórmula mágica para resolver estos partidos.

En la corta serie para evitar el descenso, Limón fue su nueva víctima.

Le plantó un 4-2-3-1 y lo desapareció del mapa. Bloquear al enemigo y armarse de paciencia a la espera del “golcito” que casi siempre le llega, es la estrategia.

Lea más: Alajuelense solo arriesga su invicto

Línea de cuatro en defensa con Yostin Salinas, Joaquín Aguirre, Dennis Castillo y la mejor figura del campo, Rigoberto Jiménez; dos candados en la cintura, un Luis Flores siempre sobrio, seguro, ignorado por los técnicos de selecciones nacionales, con el exmorado Jaylon Hadden, a la poste héroe del cotejo al concretar el gol del triunfo: inteligencia y talento en el tridente que juega detrás de la única punta, Jostin Daly: Diego Madrigal, Bryan Vega y Esteban Ramírez. Jóvenes veteranos, que saben del oficio. La pelota no les quema, la cuidan, aseguran los servicios y lo más importante en lo táctico, le restan minutos y posesión del balón al enemigo.

Ahora, aparte de conocimientos para dibujar la estrategia del juego, José Giacone suma suerte y lo decimos precisamente porque en varias partidos cerrados, donde el 0-0 se hace gigante, sus pupilos, vestidos de Universidad, Herediano, Pérez Zeledón y ahora Sporting, encuentran la ruta para anotar el único gol que necesitan.

Uniformado de guerrero, se lo metió al Herediano en el juego de ida de una final y el Team no encontró respuesta. P.Z. campeonizó.

Lea más: Terminal de buses en el Rosabal Cordero

Con estos antecedentes, Limón tendrá que ver qué hace para la vuelta, porque el fútbol que presentó en Guápiles fue limitado y escaso. Esteban Alvarado tuvo poco trabajo, porque su retaguardia es de colmillo y buena: McLean, Smith, Gordon son zagueros de peso.

Pero no carburaron los carrileros Salas y Pérez, ni los creativos, Esquivel, Méndez, Azofeifa y sobre todo el talentoso Roan Wilson, apagado en el juego. El binomio de ataque con Espinoza y Vizcaíno no figuró y claro que hicieron falta atacantes como Carlos Villegas y Yuaycell Wright.

Sporting ganó 1-0 de visita y recibe a una Tromba que no sopla y que se verá en serios aprietos para anotarle a ese cerrojo humano que reparte Giacone en cada metro del campo.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.