Fuga de capitales devora reservas de México
Enviar
Fuga de capitales devora reservas de México

Xinhua
México

La fuga de capitales vacía las reservas de divisas de México en medio de una espiral devaluatoria que ha perjudicado a empresas y a la mayoría de los 105 millones de habitantes del país.
El Banco (central) de México anunció este miércoles que sus reservas de divisas se han reducido $6.111 millones en lo que va del año debido principalmente a colocaciones para apuntalar al peso en el mercado cambiario.

Las reservas de divisas bajaron de $85.441 millones, al cierre de 2008, a $79.330 millones, el 18 de marzo, en momentos en que la economía de México se contrae por la desaceleración de su mayor socio comercial, Estados Unidos.
Banqueros, inversionistas de corto plazo, especuladores y empresarios endeudados en el exterior escenifican la fuga de capitales que ha debilitado al peso y aumentado la fragilidad de la economía mexicana.
Desde el inicio de la depreciación del peso frente a la divisa estadounidense en octubre pasado, el banco central ha colocado al menos $23.689 millones en el mercado cambiario.
El Banco de México ha sido reacio a revelar los nombres de los bancos, casas de cambio y empresas que le han comprado los dólares.
En la comparativa entre ambas monedas, el peso acumula una depreciación de 27% frente al dólar desde finales de agosto, y el dólar acumula un alza de 37,6% sobre el peso.
Entre las firmas perjudicadas por la depreciación figuran la filial en México de la gigante Coca-Cola y la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex). Otras perdedoras son importadores y compañías que tienen créditos en dólares en el exterior.
Los ahorradores en pesos vieron volatilizada parte de sus ahorros mientras que la población sufre carestías desde finales de año.
Según la Secretaría de Hacienda, la inflación acumulada en enero y febrero es de 0,45%, mientras que en las tiendas numerosos productos aumentaron de precio al menos 10% desde inicio de año.
Numerosos comercios en México elevaron sus precios desde mediados de 2008 y los volvieron a ajustar al alza a principios de 2009 en antelación a los tiempos difíciles por la crisis y la depreciación.
Aunque técnicamente se trata de una depreciación, analistas la describen como una devaluación de facto de la moneda mexicana debido a que consideran imposible que el dólar retrocederá a su nivel de 10,10 pesos de finales de agosto.
A pesar de que ha recuperado algo de valor frente al dólar en los últimos días, el peso tiende a depreciarse a pesar de las millonarias intervenciones del Banco (central) de México en el mercado cambiario.
En los últimos 10 días, el peso ganó 11,5% de valor al dólar debido a las intervenciones y la recuperación de la Bolsa de Valores de México.

Ver comentarios