Freno en seco a la Liga
Rodolfo Rodríguez controló desde la media cancha los embates de Alajuelense. El contención luchó por recuperar el balón, como en esta jugada con Cristhoper Meneses.www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Freno en seco a la Liga

La alegría de ganar el clásico se desvaneció muy rápido

La fiesta por ganarle a Saprissa, pero ante todo por mostrar un muy buen juego, se acabó muy rápido en Alajuelense, ya que solo tres días después recibió un balde de agua fría, al perder en su estadio 1-0 ante Pérez Zeledón.
Y es que aunque los generaleños vienen con un muy buen torneo, la verdad, no se vislumbraba que salieran con oro del Morera Soto, menos tras lo demostrado por los manudos, ahora dirigidos por Manuel Keosseian, ante Saprissa.

201302202345440.a11.jpg
Pero Daniel Casas posiblemente analizó una y mil veces el clásico, vio lo que Ronald González no vio, plantó su equipo, y de Alajuela salió con la quinta victoria consecutiva, que lo consolida en el subliderato.
¿Qué hizo?, acortó los espacios, rompió las parejas, unió las líneas y supo contragolpear. Suficiente para salir ileso.
Y es que aunque Álvaro Sánchez fue a un costado, Diego Calvo a otro, Armando Alonso retrocedió a recoger balones y Jerry Palacios iba de un lado a otro, apenas lograban llegar cerca de la meta de Luis Diego Sequeira, quien resguardado, principalmente por Kendal Waston, pasó una noche tranquila.
Y es que Waston, a quien definitivamente este equipo le sienta bien, estuvo impecable por abajo y ni que decir por arriba, tanto a la hora de defender como de atacar. Ojo, se dispuso desaparecer al hondureño Palacios y lo logró, al punto que debieron sacarlo.
Cuando todo estaba controlado optaban por ir al contragolpe, en la primera clara alternativa Luis Stewart Pérez casi sorprende con remate cruzado que despertó a Patrick Pemberton.
En el minuto 46, primero de reposición, vino un tiro de esquina. Porfirio López fue a cabecear contra Waston y en lugar de meter la cabeza puso las manos, penal sin discusión.
No podía ser otro el encargado de ejecutar, Keylor Soto. Con remate seco, engañó a Pemberton para lograr el 1 a 0. Al final sería suficiente.
Y es que en la complementaria la Liga lo intentó, lo hizo llevando la pelota de pie a pie, con pases largos para romper líneas, con centros, con penetración individual, con lo que fuese, pero nada alcanzó.
Como una candela los minutos se iban agotando y por más que golpeaban el muro defensivo, ni siquiera lograban abollarlo. Quien más lo intentó fue Jean Carlo Solórzano, que ingresó punzante, pero no le bastó.
Hasta Patrick se animó, ya en tiempo de reposición, a ir a cabecear en un tiro de esquina, que por cierto casi termina en gol de López, pero el destino estaba claro, la fiesta duró poco para la Liga y sigue viva en Pérez Zeledón.

Cristian Williams
[email protected]
 

Ver comentarios