Enviar

Freno al contrabando

201302250951491.decomiso.jpg
Foto con fines ilustrativos.
Menos mercancias que evadieron el pago de impuestos o los permisos sanitarios llegaron a los comercios el año pasado.

Dirigir la labor hacia el control de un contrabando de mayor magnitud, en lugar de aquel con menos mercancías, permitió elevar los números de artículos incautados.

Licor, textiles y celulares son solo algunas de las mercaderías más incautadas el año pasado.

Tratar de pasar la mercadería por la frontera como si fuera un producto con menor pago de impuestos, o sin permisos sanitarios son algunos de los delictos frecuentes.

Entre los de mayor repunte en decomisos está el licor, con 77 mil unidades incautadas en 2011, mientras que el año pasado alcanzó los 159 mil.

A pesar de su crecimento, no es el principal problema para el fisco, dijo Luis Alonso Bonilla, director de la Policía de Control Fiscal del Ministerio de Hacienda.

Además, alcanazar una cifra récord en mercadería falsa incautada, también formó parte de esa buena movida del año pasado.

Celulares falso, champús y consolas de videojuegosn de marcas reconocidas conforman la lista.

Evadir impuestos utilizando la ruta de la frontera sur, Paso Canoas y Sixaola es la práctica más frecuente. Dedicarse a un contrabando más grande, permitió aumentar la cuota de unidades decomisadas desde 2010 al presente.

Dejaron atrás una efectividad de apenas un 20% para pasar al 80% de capacida de control.

María Fernanda Cisneros
[email protected]

Ver comentarios