Enviar
Banca nacional no puede girar préstamos sin un seguro que respalde el financiamiento
Freno en pólizas limita créditos para damnificados por terremoto

• Cartera hipotecaria de Grupo Mutual en zona afectada suma ¢70 millones, mientras que en el Banco Nacional los saldos por préstamos son de unos ¢1.500 millones
• Banca promueve trato preferencial para impulsar recuperación

Natasha Cambronero y Daniel Chacón
[email protected]
[email protected]

Las réplicas por el terremoto del pasado jueves todavía se sentían esta semana para Pedro Jiménez (nombre real es protegido), cuando acudió a las oficinas de una entidad financiera en Heredia para solicitar un crédito que le permitiera realizar reparaciones en su casa.
Este vecino de Santa Bárbara, localidad que se encuentra a 40 kilómetros, aproximadamente, en línea recta de Cinchona, donde el terremoto se dio con más furia, vio fracasar su idea de arreglar los daños menores que dejó el sismo en su vivienda, pues el ente no podía aprobarle un préstamo sin una póliza de seguros que responda por el financiamiento en caso de ocurrir un evento similar al del 8 de enero.
Pero el Instituto Nacional de Seguros (INS), único proveedor disponible, suspendió de forma temporal la cobertura contra sismos en algunas localidades de Heredia y Alajuela debido al terremoto de 6,2 grados y las más de 2 mil réplicas que se han presentado.
Específicamente, la medida se aplica al cantón central de Alajuela, San Miguel de Sarapiquí, Grecia, Río Cuarto, Bajos del Toro, Toro y Poás, en la provincia alajuelense.
Mientras que en Heredia se detuvo la venta de nuevas pólizas en las zonas de Sarapiquí, Barva y Santa Bárbara.
Esta suspensión provoca que los préstamos para damnificados por el terremoto se estén tambaleando, pues a pesar de que la banca nacional está anuente a prestar dinero para reparaciones o refinanciamiento de créditos a los damnificados, hasta que no se reactiven las pólizas, estas acciones estarán suspendidas.
En tanto se define la situación con las pólizas, diferentes entidades financieras ya comenzaron a establecer otras políticas de acción para tratar de beneficiar a las personas afectadas.
Tal es el caso del Banco Nacional, institución en donde los saldos por préstamos en la zona cercana al epicentro suman ¢1.000 millones en el cantón de Poás y ¢500 millones en San Miguel de Sarapiquí, aunque todavía no se sabe cuántos de los deudores fueron afectados directamente. Se trata de créditos para vivienda, agricultura y ganadería.
Ante este panorama el Nacional primero ayudará a través de la comercializadora de seguros para que los clientes puedan activar sus pólizas. Además está en disposición de negociar una serie de beneficios con los damnificados.
“Cada caso se verá de forma individual. Ya se giró la indicación de ayudar a las personas afectadas cambiando el plazo, algún tipo de periodo de gracia, readecuar los préstamos o negociar un segundo crédito para que levanten la finca en caso que los daños les permitan seguir operando”, dijo Juan Carlos Corrales, subgerente del Nacional.
Similar posición tomará el Grupo Mutual, el cual recibió mayor cantidad de trámites en las oficinas de Alajuela centro, Grecia y San Pedro de Poás. A la fecha, se han presentado alrededor de 68 casos de personas afectadas, con pérdidas aproximadas a los ¢70 millones.
“Se estarán realizando las gestiones correspondientes ante el INS y cada caso será analizado de manera individual, con el fin de buscar la solución que mejor se adapte a la familia”, aseguró Mayela Rojas, subgerente de Grupo Mutual.
Por su parte, el Banco de Costa Rica facilitará una modalidad más flexible de créditos para reconstruir viviendas o edificar una nueva. En el caso de las personas que tienen un crédito pendiente, evalúan la posibilidad de otorgar una moratoria.
Mientras, en el HSBC no reportan hasta ahora ningún damnificado; no obstante, de presentarse algún caso s
e le dará un trato diferencial para que el cliente pueda hacer frente a su deuda a través de un plan de pago especial que se adecue a su situación, explicó Luis Angel González, director de Banca Personal de la entidad.
Además, en Scotiabank solo se ha presentado un caso de un cliente importante que ya identificaron y van a analizarlo de forma especial para ver de qué manera se le puede ayudar.
“Sí tenemos el cas
o de un cliente importante que ya identificamos. Vamos a analizar el caso de forma especial para ver de qué forma podemos ayudarle”, afirmó Luis Liberman, gerente general del ente financiero.
La medida tomada por el INS responde a políticas que debe cumplir la institución con el reasegurador internacional, que pidió detener momentáneamente la venta de nuevas coberturas en el lugar cercano al epicentro.
“Esta no es una medida que vaya a tomar mucho tiempo, sino que es cuestión de días, responde a una norma internacional que asegura que siempre que se den eventos de esta naturaleza, se suspende su participación”, dijo Guillermo Constenla, presidente ejecutivo del INS.
Hasta el momento más de 1.500 asegurados por parte del Instituto han reclamado su póliza por algún daño que presenta su negocio o vivienda ante el sismo y las réplicas que se han dado en casi todo el territorio nacional.


Ver comentarios