Franquicias conquistan paladar
Se tiene un gran respaldo a nivel de “know how” operacional. Además la gran confianza y expectativa que muchos de nuestros clientes ya tenían sobre nuestra marca, dijo Andrés Gómez, gerente general de Chili's. Gerson Vargas/La República
Enviar

Gran expansión en restaurantes y locales de comida rápida

Franquicias conquistan paladar

Aceptación de comida americana ayuda al éxito de este modelo de negocio

El gusto por un menú americano impulsa la llegada de restaurantes estadounidenses bajo la modalidad de franquicias, nicho que duplicó su oferta en el país el año pasado.

201302112302370.n11.jpg
Si usted tiene dinero y busca emprender un negocio, este modelo tiene la ventaja de contar con el respaldo de una marca, que al comprarla, también adquiere un plan de negocios, recetas, materias primas y los estándares que debe cumplir.
Aunque la inversión inicial de una franquicia es mayor respecto a un negocio propio, es más viable que la recupere en un plazo menor.
Las comidas rápidas y los restaurantes de oferta americana dominan entre el paladar de los costarricenses.
Y también es una oportunidad para las personas de negocios, que tienen la capacidad para invertir en el sector.
Tal es el caso de Cosí, franquicia estadounidense que llegó a finales del año pasado a las manos de empresarios locales.
Otros casos más conocidos son los de Hard Rock Café y Buffalo Wings, que aprovecharon una serie de alianzas.
El renombre de la marca, el interés de expansión y las cualidades del mercado local que premian la gastronomía americana son suficientes condiciones para garantizar que es un terreno fértil.
“Definitivamente esta modalidad de negocio respalda en mayor posibilidad la garantía de éxito, en nuestro caso, Chili’s cuenta con más de 1.500 tiendas en todo el mundo”, dijo Andrés Gómez, gerente general de la cadena.
Recién llegados el año pasado, abrieron el segundo local en un tiempo récord mundial de acuerdo con la trayectoria de Brinker, dueña de la franquicia.
201302112302370.n111.jpg
Lo de Chili's es la regla, ya que la cantidad de restaurantes que llegó el año pasado bajo esta modalidad duplicó la cuota de 2011, según la Cámara de Comercio.
A diferencia de la creación de un negocio propio, acceder a mayores posibilidades de éxito mediante el respaldo de una marca es lo que justifica este apogeo de franquicias en el país.
Nueve de cada diez empresas tradicionales desaparecen antes de cumplir los diez años de existencia, mientras que solo dos de cada diez franquicias desaparecen antes de alcanzar ese mismo tiempo, dijo José Andrés Masís, de la Asociación Costarricense de Franquicias.
En el caso de una franquicia, se entiende que es un negocio exitoso, comprobado y que vende el conocimiento del negocio.
“El franquiciante conoce su mercado, posicionó su marca en años anteriores y posee un aspecto diferenciador que le posiciona como un negocio atractivo y seguro para inversión”, dijo Vivian Jiménez, asesora y abogada de franquicias.
En tanto, los nacionales entendieron la oportunidad de franquiciar sus marcas para expandir a falta de recursos propios.
El año anterior 11 empresarios apostaron por registrar la marca como una franquicia. Un año antes solo dos emprendedores lo hicieron.
Ese dinamismo ubicó a Costa Rica como el segundo país con mayor crecimiento del sector de franquicias, en su mayoría ocupado por restaurantes.
Como ejemplo del éxito local está la franquicia de Cosechas, uno de los casos más destacados en términos de expansión durante los últimos años.
Conforme más empresas costarricenses se unan al sistema de franquicias para expandir su comercio, será más notable el beneficio que esta industria significa para la economía nacional, dijo Masís.
Dentro de los beneficios que permite el sector, está el poder exportar las franquicias con mayor facilidad. El país ya está siendo testigo de algunos ejemplos como lo es Get Nuts, con varios establecimientos en el exterior.
Aunque las posibilidades de éxito son mayores, posiblemente la inversión inicial le costará más.
Tanto un negocio propio como uno franquiciado deberá cumplir con los mismos requerimientos legales, sin embargo el franquiciado deberá pagar una cuota de entrada y el derecho de uso de la marca.
La inversión varía, la mayoría de negocios pagan menos de $50 mil para entrar en el negocio, mientras que por el derecho de uso de una marca internacional los costos llegan hasta más de $500 mil.
Adicional a esto, el 39% de los franquiciados en el país paga un monto sobre las ventas que se destinan a la publicidad del negocio.
Más allá de estos costos, existe una mayor posibilidad de retorno más rápido de la inversión cuando abre un comercio de este tipo.
En menos de cuatro años, la mayoría de negocios ya recuperaron la entrada de la inversión inicial o inclusive la superaron.
Para comprar una franquicia, usted puede acercarse a la Cámara de Comercio, o aprovechar eventos donde los dueños de las marcas le ofrecerán que usted sea su representante en el país.

201302112302370.n1111.jpg
Costa Rica es un país con tanta influencia norteamericana y con un mercado que recibe muy bien este tipo de conceptos provenientes principalmente de los Estados Unidos, dijo Luis Andrés Barquero, gerente de mercadeo. Gerson Vargas/La República

María Fernanda Cisneros
[email protected]

Ver comentarios