Enviar
Francia tomó el último boleto

Madrid
EFE

La selección de Portugal de Cristiano Ronaldo, que apura sus últimos días de baja por lesión, alcanzó en la repesca el tren de acceso a Sudáfrica 2010, con la compañía de Eslovenia que dejó a Rusia en el camino; de Grecia, de Argelia, que frustró una vez más las expectativas de Egipto, y de Francia, que logró su pase en la prórroga con un gol ilegal.
Sudáfrica, como anfitrión, Costa de Marfil, Ghana, Nigeria, Camerún y Argelia son los representantes africanos. De Asia estarán Australia, Japón, Corea del Norte y Corea del Sur; de la Concacaf, Estados Unidos, México y Honduras; de la Conmebol, Argentina, Brasil, Chile y Paraguay; de Europa, Alemania, Dinamarca, Eslovaquia, España, Inglaterra, Italia, Holanda, Serbia, Suiza, Portugal, Grecia, Francia y Eslovenia, y de Oceanía, Nueva Zelanda.
El Mundial tendrá gran parte de sus estrellas después de que Portugal amarrase su pase y Francia saliera airoso del trance que vivió en París contra la República de Irlanda.
Un gol ilegal, nacido de una jugada con la mano del barcelonista Thierry Henry y remachado por William Gallas salvó a los blues. Estuvieron contra las cuerdas desde que Robbie Keane, a la media hora, adelantó a los irlandeses, neutralizando la ventaja gala de la ida.
Fue la prórroga y ese tanto los que rescataron a Francia. Al final después de un tramo clasificatorio lleno de dudas. Con el agua al cuello.
Portugal fue más solvente. Superó la baja de Cristiano Ronaldo. Y selló su pase. Pudo perder en Lisboa, pero salió reforzado de Bosnia, donde ganó 0-1 gracias al gol de Raúl Meireles en el teórico “infierno” de Zenica.
Eslovenia, por su parte, redondeó la hazaña y por segunda vez en su historia estará en la fase final de un Mundial. Rusia fue incapaz de resguardar la ventaja de la ida, donde se impuso 2-1. Y no pudo enmendar la situación desde que Zlatko Dedic marcó para los locales al borde el intermedio.
Grecia completó la relación de participantes europeos. Un solitario gol del jugador del Panathinaikos Dimitris Salpingidis a la media hora del primer tiempo le sirvió para vencer en Ucrania y clasificarse para el segundo Mundial de su historia 16 años después.
El bloque que dirige Otto Rehaggel selló su plaza para el Mundial tras una dura eliminatoria. Resuelta con el único gol en 180 minutos. Fue en Ucrania, en la vuelta, y por medio de Salpingidis, que en el minuto 31 rompió la muralla ucraniana y decidió (0-1) la suerte de una eliminatoria que quedó sellada a favor de cuadro heleno.
Finalmente, Argelia se ganó su derecho a regresar, 24 años después, a un campeonato del Mundo tras superar a Egipto (1-0) en el duelo de desempate jugado en Sudán. Desde México 1986 el conjunto argelino no formaba parte del elenco que reúne a los mejores equipos del mundo. Una sequía demasiado prolongada para una nación con grandes posibilidades (33 millones de habitantes, de los cuales el 70% es menor de 30 años).
Egipto, campeona de Africa en las dos últimas ediciones, se queda en puertas a pesar de disponer de una gran generación de futbolistas en un escaparate mundialista. Lleva dos décadas de ausencia.
Pero el gran partido del meta Fawzi Chaouchi y el gol de Antar Yahia a cinco minutos del final de la primera parte selló el destino.



Resultados del repechaje

Zona Africa, desempate:

Argelia 1-Egipto 0

Zona Europa, repesca, vuelta:

Ucrania 0-Grecia 1 (Ida, 0-0)
Bosnia-Herzegovina 0-Portugal 1 (0-1)
Eslovenia 1-Rusia 0 (1-2)

Francia 1-Irlanda 1 (1-0)


Ver comentarios