Enviar
Francia se durmió
Los galos perdieron ante Suecia, quedaron segundos de grupo y les toca España

Suecia, eliminada ya, no tuvo contemplaciones para vencer 2-0 a una versión muy gris de Francia, que deberá pagar su mal juego de ayer enfrentando a España en cuartos de final de la Eurocopa.
Perdieron los galos su primer encuentro luego de 23 presentaciones seguidas y con eso dejaron ir la cima de la tabla del grupo D, que quedó en manos de Inglaterra.
En el inicio del juego Francia se adueñó del balón, en parte por culpa de los propios suecos que no se lo discutieron, pues ya tenían listas las maletas en el hotel desde días atrás.
Sin embargo, adelante no mostraban mucho brillo los excampeones mundiales, solo los mínimos destellos de Karim Benzema y Franck Ribery, en parte con un mediocampo enredado en demasía en la telaraña montada por los escandinavos.
Un par de internadas de Ribery por la izquierda, un tiro suyo que Mellberg desvió al tiro de esquina. Alguna combinación de Nasri con Benzema, un gran pase en profundidad de este a Ben Arfa. Y poco más.
De hecho, solo tuvo una oportunidad clara tras un despeje horrible de Granqvist, pero Ribery se encontró con Isaksson.
De ahí surgieron un par de respuestas suecas, empezando por la banda derecha de Francia, de donde partieron un par de centros rematados con cierto peligro por Toivonen y por Larsson, ante la pasividad de la defensa.
Peor parado salió Mexès poco después. El central del Milán se “comió” un pase en largo de Källström en pugna con Toivonen, pero este se quedó sin ángulo al regatear a Lloris y tiró al palo. Eran avisos.
Llegó el descanso y minutos después del regreso la noticia de que a Francia se le escapaba el primer lugar con el gol de Wayne Rooney en el otro juego y eso alertó a los dirigidos por Laurent Blanc.
En cada contra montada por los franceses aparecía la respuesta sueca. Benzema estuvo cerca de marcar, pero su tiro pasó rozando el poste y Larsson asustó en un centro de Wilhelmsson, que revolucionó el ataque sueco en la segunda parte. Pero Lloris salvó el tiro a bocajarro.
No pudo hacer lo mismo Lloris en la siguiente acción, cuando otro centro, ahora de Larsson, por la derecha tuvo como destino a Ibrahimovic, quien remató a la red desde el punto de penalti en una volea espectacular. Un golazo de “Ibra”.
De ahí en adelante los nervios le ganaron la partida a Francia, el arquero se convirtió en la figura del partido tapando el huracán sueco.
Media hora por delante para buscar la remontada tenía Francia. Lo intentó, pero sin demasiada convicción, frente a una Suecia que no quería irse sin puntos de la Eurocopa después de ver cómo le remontaban los dos primeros partidos y que tampoco pasó apuros hasta los últimos diez minutos.
Con Ménez y Giraud ya en el campo y jugando con dos puntas, Francia que antes había tenido un tiro de Nasri que salió lamiendo el palo tuvo dos ocasiones seguidas, con ambos como protagonistas.
No llegó el ansiado empate francés y en tiempo añadido, más bien fue un contraataque llevado por Wilhelmsson que remachó Larsson tras estrellar Holmén el balón en el larguero.
Sale con la cabeza en alto Suecia y tremendo castigo para una pasiva Francia que se las verá en cuartos con España.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]
Ver comentarios