Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Fragmentación contribuyó al crack del 6 de mayo de 2010

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 16 mayo, 2011



Fragmentación contribuyó al crack del 6 de mayo de 2010

Hace poco más de un año, los reguladores no pudieron detener una caída del mercado que borró $862 mil millones del valor de las acciones en menos de 20 minutos. Actualmente coinciden en que su trabajo para prevenir la repetición de este hecho todavía no está completo.
Las bolsas instalaron interruptores de circuito para frenar las fluctuaciones de precios en unos 50 recintos bursátiles, adoptaron normas uniformes sobre cuándo cancelar transacciones y eliminaron cuotas que permitían que compañías como Accenture Plc cayeran de unos $41 a apenas $0,01 el 6 de mayo de 2010. David Shillman, director adjunto de la división de operaciones y mercados de la Comisión de Valores y Bolsa (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, dijo que, si bien estas iniciativas hasta ahora han funcionado, hay que tomar más medidas.
“Es una tarea constante de la comisión asegurarse de que la estructura de regulación esté al día con los mercados”, señaló Shillman en una conferencia en la Universidad de Georgetown en Washington. “Tenemos que estar en coordinación con el mercado de futuros. No queremos un mundo en el cual interruptores de circuitos de una sola acción salten a umbrales más bajos mientras el índice sigue negociándose”.
Doce meses después que la estrategia de cobertura de un fondo de inversión colectiva produjo una reacción en cadena que provocó la mayor caída del Promedio Industrial Dow Jones desde 1987, la SEC ha tomado medidas para resolver los problemas que crea la fragmentación del mercado en las bolsas de valores. Que la venta precipitada de acciones se originara en un recinto de futuros que dirige CME Group Inc en Chicago, supervisado por la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Primarios (CFTC, por sus siglas en inglés), muestra por qué una mayor coordinación podría ser una de las mayores dificultades que enfrenta la SEC.
El 6 de mayo de 2010, casi 1.300 millones de acciones, o sea seis veces el promedio, se negociaron en los mercados estadounidenses en un lapso de diez minutos que se inició a las 2.40 p.m., hora de Nueva York, haciendo bajar los precios de Nueva York a Nueva Jersey y Chicago. El Promedio Industrial Dow Jones se derrumbó casi 1.000 puntos intrarrueda antes de reducir pérdidas.
Aunque se culpó a la negociación electrónica por contribuir a la corrida, los reguladores no tienen muchas más opciones que recurrir a las computadoras para prevenir otra, dijo Frank Hatheway, economista principal y vicepresidente de Nasdaq OMX Group Inc. de Nueva York.
Antes de que existiera la negociación electrónica, “cuando había algún problema, el sistema se ponía en marcha y las operaciones eran manejadas por un ser humano”, explicó Hatheway. “Ahora, estamos instalando sistemas que hacen lo que solían hacer las personas en lo que se refiere a manejar los imprevistos. No hay otra alternativa”.

Nina Mehta
Bloomberg News