Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Forum II agitó el mercado inmobiliario

Redacción La República [email protected] | Lunes 30 marzo, 2009



Forum II agitó el mercado inmobiliario

La negociación de 27 participaciones por $141 mil cada una, devolvió protagonismo al fondo de desarrollo inmobiliario

Daniel Chacón
[email protected]

Un grupo de inversionistas nacionales negoció la compra de 27 de las 155 participaciones totales del Fondo de Desarrollo Inmobiliario al cual pertenece el complejo de oficinas Forum II, ubicado en Vía Lindora en Santa Ana.
Debido a la poca negociación de este tipo de instrumentos en el mercado local, la noticia generó una variación importante en el precio de las participaciones, que fue superior al 100% y motivó la suspensión temporal de estos valores en el mercado secundario.
De esa forma, el principal inversionista continúa siendo una sociedad de origen panameño, a la que se sumará la sociedad costarricense.
Forum II es un proyecto iniciado por la Desarrolladora Génesis en 2007, que en un inicio vendió tres edificios al fondo inmobiliario de BCR Sociedad Anónima (Safi), que los maneja en formato de alquiler.
Eliminando lo vendido a BCR Safi, el proyecto aún contemplaba terreno para la construcción de diez torres adicionales, etapa comprada por Interbolsa en junio anterior por una suma de $17 millones y ejecutable bajo la figura de desarrollo inmobiliario.
El negocio de este instrumento es crear la infraestructura y generar ganancias a partir de las ventas, ya fuera del terreno o bien de un edificio ya terminado.
Una primera ganancia a favor del fondo fue la venta de tres de los edificios por un monto de $20 millones, lo que supuso de una ganancia de unos $2,5 millones para el fondo.
El segundo factor relevante en el fondo fue el último avalúo efectuado sobre las tierras aún restantes, que estimaron el valor del activo restante en unos $20 millones. El monto es similar al de adquisición, por tanto mantuvo su valor a pesar de la depreciación generada por inflación.
En ese momento, la Sociedad Administradora también anunció ampliará el tiempo en el que pensaba diluir el proyecto, que era inicialmente de cinco años. El aumento en el costo de financiamiento y la merma en los interesados dispuestos a realizar alguna compra bajo el entorno actual los motivó a aplazar el desarrollo de nuevos edificios en los siete terrenos restantes en los cuales existe la posibilidad.
“El negocio de un fondo de desarrollo inmobiliario es difícil de medir, hay que esperar hasta el final del proyecto para poder hablar de un rendimiento. Ahora el fondo está bien, estamos esperando un panorama más claro para hablar de desarrollo, pero igual ahora se nos acercan interesados en comprar tierras aunque tenemos claro que este no es un buen momento para vender”, dijo Danilo Montero, gerente general de Interbolsa.
De esa forma, el supuesto de que estaría cerca un negocio de venta de tierras perdería fuerza, sino que se supondría que las personas que compraron las participaciones estaban apostando al negocio de largo plazo.
Incluso, los especialistas en este tipo de instrumentos de inversión perciben más bien un exceso de oferta de oficinas en el sector oeste, por tanto el éxito del negocio dependerá del esperar e identificar el momento correcto para retomar el desarrollo, o bien, vender la tierra.
“Si tenemos una oferta tan amplia, eso frenaría la toma de decisión por parte de un eventual comprador porque existe ese exceso. Por eso no vería el negocio en un año, si esperamos una recuperación pero primero debe colocarse el exceso de oferta para que se genere una nueva demanda”, analizó Esteban Batalla, gerente de Finanzas Corporativas de Centroamérica.