Fortalezca su pensión voluntaria y tenga una Vida Plena
Enviar

¿Ha pensado cómo será su vida cuando se retire laboralmente? Si aspira a disfrutar esa etapa, asistir a diversas actividades o simplemente pasarla bien con su familia, debe tomar en cuenta que sus ingresos deberían ser similares a los que tiene actualmente.

Para ello, es importante que cuente desde ahora con un fondo de pensión voluntaria que fortalezca su pensión cuando llegue el momento de jubilarse.

“Es muy importante que desde temprana edad se inicie con un aporte que complemente los recursos que la gente va a tener para su pensión una vez que termina su vida laboral. La gente debe tener en cuenta que las condiciones de las personas para pensionarse han venido cambiando a través del tiempo y van a seguir cambiando, por lo que es necesario estar preparado”, explicó Alejandro Solórzano, gerente general de Vida Plena Operadora de Pensiones.

Costa Rica tiene un sistema de pensiones multipilar, es decir, existen varios regímenes que brindan protección a la población en su etapa jubilatoria.

Las personas que reciben salario cuentan con dos pilares para su pensión: el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), o régimen sustituto como el de la Junta de Pensiones del Magisterio Nacional (JUPEMA) o el régimen del Poder Judicial, y el Régimen Obligatorio de Pensiones Complementario (ROP), en el cual el patrono y el trabajador aportan los recursos que  se guardan en una cuenta individual a nombre del trabajador y que son administrados por las Operadoras de Pensiones Complementarias.

Según cálculos estimados por expertos en pensiones, un trabajador jubilado por el Régimen del IVM y con los recursos que acumule en su cuenta del ROP, podría recibir una pensión mensual de entre un 60% y un 80% de su último salario, por lo que es necesario establecer un fondo voluntario que cubra el faltante.

De este modo, la persona afiliada podrá mantener, después de su jubilación, un nivel de vida similar al que tiene actualmente.
Sin embargo, las personas que no aportan al sistema de seguridad social no cuentan con ninguno de estos pilares, por lo que para ellos es más urgente cotizar en un sistema voluntario. Y cuanto más pronto lo hagan, mejor.

“La decisión fundamental es empezar ya, sin importar la etapa laboral en que se encuentre la persona. Ahí es donde toma importancia la asesoría de la operadora de pensiones para indicarle al afiliado cuáles son las acciones que debe tomar para lograr los recursos necesarios”, señaló Solórzano.

Vida Plena asesora al afiliado más allá del punto de vista financiero. Por eso ha desarrollado el programa “Bienestar para una Vida Plena”, a través del cual se ofrece a las personas una serie de talleres que buscan fortalecer habilidades y estilos de vida que les ayuden a prepararse para la jubilación y disfrutar esta etapa de su vida plenamente.

 

Régimen obligatorio, el segundo pilar

 

El fondo obligatorio de pensiones (ROP) fue creado con el fin de fortalecer la jubilación de los trabajadores. Durante los primeros años de este régimen, las personas podían retirarlo en su totalidad, debido a que por el poco tiempo de cotización el monto acumulado no era suficiente para brindarle a trabajador rentas mensuales que les ayudaran a satisfacer sus necesidades básicas.

Sin embargo, tras más de 17 años de existencia, muchas personas han cotizado un monto significativo que le permite ingresos mensuales superiores al 10% de su pensión básica, por lo que deben acogerse a un plan de beneficios para recibirlo mes a mes.

“Es importante que las personas sepan que el ROP no es un ahorro, sino que se trata de una pensión que complementa el régimen de la CCSS, del Magisterio, o cualquier otro régimen básico al que pertenezca el trabajador. El fin es fortalecer los ingresos que las personas reciben mes a mes, para ayudarle a cubrir sus necesidades y mantener su estándar de vida”, expuso Solórzano.

El régimen obligatorio se compone de los aportes equivalentes al 4,25% del salario reportado a la seguridad social. Si a la hora de pensionarse, el cálculo de este fondo es igual o superior al 10% de la pensión básica, el trabajador debe elegir un plan de beneficios para que ese dinero se le retribuya mes a mes. Las modalidades de planes de beneficio son retiro programado, renta vitalicia y renta permanente.

 


Contacto


Teléfono: 800- VIVAMOS (800 – 848-2667)
Correo: [email protected]
Web: www.vidaplena.fi.cr
APP: Vida Plena APP

 

 


Ver comentarios