Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



CANDILEJAS


Forjando una nueva cultura económica

Candilejas [email protected] | Viernes 25 noviembre, 2016

Históricamente, las mujeres han estado en desventaja con los hombres respecto de los créditos otorgados para sus negocios.


Son las 5 a. m. de un día del año 1986. Cual son de música con ritmo marítimo una mujer de hombros anchos y piel color moreno sale a buscar el “pan de cada día” en las aguas de ese mar cuya marea sube y baja. Su amplia entrada está limitada por Cabo Blanco y la Punta Judas, se hace estrecho hasta llegar a la desembocadura del Río Tempisque y Río Grande de Tárcoles.

Es el entrante más profundo del mar en tierras costarricenses: el Golfo de Nicoya, y, dentro de él, esta madre de tres niños, soltera, bautizada por sus padres como Jesusa Aguilar, quien va en busca de camarón y pescado, sola en su panga, va a puro remo, con sudores que deslizan por los músculos de sus fornidos brazos.

No es hasta 1995 que logró poner un “motorcito” a su panga, facilitándole así el trabajo de pesca artesanal, oficio que aprendió de su padre, también nicoyano.

Hoy está feliz. Acaba de obtener tres millones de colones para un “nuevo motor y nuevas redes”, cuenta Jesusa a Candilejas, declarándose orgullosa del trabajo que desempeña habiendo “sacado adelante sola a mis hijos”.

“La casa para la mujer de Acosta”, representada por Cecilia Mora, recibió 6 millones de colones, para este proyecto que pretende “ayudar a las mujeres en condiciones extremas de pobreza, empoderándolas económicamente, ayudando a las migrantes en la defensa de sus derechos y dando capacitaciones para lograr independencia económica de las mujeres”, cuenta Cecilia conmovida por el dinero recién otorgado.

Como ellas dos, este mes de noviembre, 825 mujeres de todo el país recibieron, por la cuarta vez, la entrega de dineros facilitados por el INAMU, un total de 1.300 millones de colones, se trata de “una transferencia económica a las mujeres sin más fe que sus palabras, porque ellas creen en ellas, nosotras creemos también”, expresa Alejandra Mora, Ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta Ejecutiva del INAMU.

Es el “Fondo de fomento de actividades productivas”, FOMUJERES 2016, un proyecto interinstitucional que involucra –además del INAMU- al INA, al IMAS, al MAG, el Meic, entre otras instituciones, que acompañan, educan y dan seguimiento a los proyectos empresariales de estas mujeres.

“Se trata de resolver la barrera en el acceso de créditos para mujeres históricamente en desventaja”, dice Ivannia Arias, periodista del INAMU.

El proyecto es parte del gran “Parque empresarial” que viene impulsando el INAMU hace más de una década, del que se desprende la importancia que el Instituto y el Ministerio tienen para las mujeres, relevancia que podría verse comprometida si se transformara en el “Instituto de la familia”.

“Son una poderosa voz ciudadana –dice la Ministra Alejandra Mora- que representa el 45% del producción económica activa del país”.

Según la Vicepresidenta, Ana Elena Chacón, la acreditación de este dinero a las mujeres es un “capital semilla que trasciende la Administración, no hay forma de seguir adelante sin un Gobierno solidario, por lo que es fundamental eliminar las brechas socioeconómicas entre hombres y mujeres”.

Cuando se le brinda igualdad de oportunidades a una mujer, se está ayudando a toda la familia, a su comunidad y a todo el país.

Es necesario este impulso “para seguir adelante –sostiene Jesusa Aguilar mientras mira el Internet a través de su teléfono buscando motores y precios- porque se debe comer todos los días, no ve que el hambre no perdona”, concluye con una sonrisa la nicoyana.

 

Carmen Juncos y Ricardo Sossa

Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]

 

Fotos: Roberto Sánchez/ Cortesía de Presidencia de la República