Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Fondos: Tipología de inversionista

| Lunes 11 febrero, 2008



Fondos
Tipología de inversionista


En alguno de nuestros comentarios sobre la propensión al riesgo de los diferentes inversionistas, hemos abordado esta materia en función de los años que separan al inversor con respecto al retiro. A mayor distancia el individuo podría tener una propensión mayor al riesgo. Lo contrario sucede cuando la fecha de jubilación está cercana, y la dependencia sobre los ingresos generados por las inversiones es fundamental para esa fase de la vida.
Sin embargo, en algunas tipologías sobre caracterizaciones de inversionistas se suele hablar de conservador, moderado y agresivo, teniendo en mente una especie de autodefinición por parte del individuo. Ello puede facilitar el proceso de toma de decisiones de frente a los fondos de liquidez, rentabilidad y crecimiento.
Para el inversionista catalogado como conservador se tiene como indicador la limitada aversión al riesgo, la que se refleja en mayor seguridad, inversión en instrumentos con retornos estables, sacrificando la posibilidad de obtener altas tasas de rentabilidad en otros instrumentos. La persona con una tendencia moderada es tolerante a variaciones manejables en el grado de rendimiento de su capital invertido, con la finalidad de obtener un retorno mayor.
Obviamente, el inversionista descrito como agresivo está dispuesto a asumir el riesgo. Pero, lejos de la creencia popular, es un individuo informado, proclive a cuantificar la exposición y conocedor del concepto de incertidumbre, escenario donde la información es muy limitada. Lo anterior explica la lectura que, en materia de inversiones, hacen estas personas para el mediano y largo plazo. El tema de la volatilidad en los mercados lo asumen como un comportamiento dependiente del sector en que ubique su capital, ya que el objetivo es un rendimiento promedio alto.
Estas valoraciones están relacionadas con el desarrollo de los mercados bursátiles, la cultura, afinidad e información disponible por parte de la sociedad en asuntos de ahorro e inversiones y, finalmente, con el ingreso neto y tendencia al consumo de individuos y familias.

Juan Carlos Pérez Herra
[email protected]