Enviar
Fondos:
Empresas de inversión y nuevas opciones


En este espacio hemos definido a las empresas de inversión como intermediarios financieros que invierten sus ahorros en valores u otro tipo de activos. En nuestro medio estas empresas se constituyen como sociedades bajo el nombre de sociedades administradoras de fondos de inversión (SAFI) y, en algunos casos, forman parte de un conjunto de empresas encabezadas por instituciones financieras públicas o privadas que ya venían operando en el país.
Lo anterior es un aspecto que, comúnmente, se toma en cuenta a la hora de decidir por una operación de este tipo. Sin embargo, es importante tener claro que esto no es garantía suficiente, ya que en la práctica, el patrimonio de la sociedad administradora es independiente del grupo bancario al que pertenece, además de que no cuentan con la garantía del Estado. Por otra parte, un fenómeno que se ha venido presentando en la oferta de fondos está asociado con la entrada de nuevas alternativas de inversión de origen foráneo, respaldadas por una Safi local, fruto de la intensa competencia de este sector, cuyo crecimiento se ha acelerado exponencialmente en los últimos años.
Si usted está interesado en invertir sus ahorros en un fondo, es mejor que primero se informe sobre las características de las diferentes empresas que se dedican a este negocio. Además, le recomendamos estudiar cuidadosamente el prospecto ya que en este se encuentran las políticas de inversión del fondo. Por ejemplo, los fondos de inversión del mercado monetario invierten en instrumentos de corto plazo con un riesgo bajo procedente del mercado de dinero, mientras que los fondos constituidos por bonos, normalmente, ofrecen valores de renta fija.
Algunas sociedades administradoras de fondos gestionan familias o “complejos” de fondos de inversión. Con lo cual consiguen una mayor especialidad en diferentes áreas. Al gestionar varios fondos bajo un mismo paraguas, facilitan al inversionista la asignación de su dinero entre diversos sectores del mercado. A partir de la centralización de la información que posee la empresa gestora, el inversor puede rotar sus activos entre los diferentes fondos de una forma más sencilla y segura.


Juan Carlos Pérez Herra
[email protected]
Ver comentarios