FMI señala riesgos si EE.UU. retira estímulos
El FMI, dirigido por Christine Lagarde, recomendó a los emergentes dejar fluctuar sus divisas. AFP/La República
Enviar

FMI señala riesgos si EE.UU. retira estímulos

El Fondo Monetario Internacional (FMI) apuntó ayer como principales riesgos financieros globales el esperado inicio de la retirada de estímulo monetario en EE.UU. y la persistente fragmentación financiera en la eurozona, con especial incidencia en el alto endeudamiento de las empresas de la periferia.
"Gestionar una transición suave hacia una normalización monetaria requerirá una clara y bien comunicada estrategia por parte de la Reserva Federal (Fed) para minimizar la volatilidad en los tipos de interés", dijo este miércoles Jose Viñals, director del Departamento de Asuntos Monetarios del FMI.
Viñals formuló la declaración en la presentación del informe de Estabilidad Financiera Global.
El Fondo, en su reporte, indicó que la esperada salida del programa de compra de bonos de $85 mil millones mensuales por parte de la Fed antes de final de año, es una "buena señal" de la recuperación económica de Estados Unidos.
No obstante, Viñals advirtió que esta transición es muy delicada ya que la retirada de las medidas de estímulo "no tiene precedentes" por "su cuantía y complejidad".
Por su parte, la Reserva Federal mantiene sus tipos de interés de referencia entre el 0% y el 0,25% desde 2009, para respaldar la recuperación económica, y el Fondo no prevé que sean modificados hasta 2016.
Dada la importancia sistémica de la economía de EE.UU. el FMI advirtió de los efectos que la retirada del estímulo en los mercados emergentes, que han registrado una enorme entrada de flujos de capital desde el estallido de la crisis a finales de 2008.
Ante la presión sobre sus monedas, y la salida de esos flujos en anticipación a la retirada del estímulo en EE.UU., el organismo internacional dirigido por Christine Lagarde recomendó a los emergentes dejar fluctuar sus divisas.
Por otro lado, el Fondo insistió de nuevo en sus llamamientos a resolver la fragmentación financiera en la eurozona, que provocan que los países de la periferia enfrenten mayores tipos de interés, y que considera uno de los principales obstáculos al crecimiento y el flujo del crédito en un momento de frágil recuperación en Europa.
Además, esta situación contribuye a aumentar la presión sobre las altamente endeudadas empresas del sur de Europa (Italia, España y Portugal) y supone una amenaza para los bancos de estas regiones expuestos a estas deudas, agregó el FMI.
"Cerca del 50% de la deuda en Portugal, el 40% en España y el 30% en Italia está en manos de empresas (...) que serían incapaces de hacer frente a sus deudas a medio plazo a menos que hagan ajustes como una reducción de la deuda, de los costes operativos o de los gastos de capital", subrayó el Fondo en su reporte.
Ante este escenario, Viñals remarcó que "algunos bancos necesitarán aprovisionarse contra estas pérdidas" para lo que tendrán que usar "una gran porción de futuros beneficios" y en algunos casos capital.


Washington/EFE



Ver comentarios