¡Fluminense campeón!
El goleador del Fluminense, Fred, grita uno de sus dos goles de ayer contra Palmeiras, que ayudaron al título de su equipo. El fornido ariete es el máximo goleador del torneo con 19 dianas.Yasuyoshi Chiba-AFP/La República
Enviar

¡Fluminense campeón!

El famoso Palmeiras quedó al borde del abismo

El Fluminense se coronó ayer campeón de la liga brasileña con una victoria agónica por 2-3 sobre el Palmeiras, uno de los equipos más laureados del país, que quedó al borde del descenso en la trigésima quinta jornada.
El equipo carioca ganó su cuarto título nacional al abrir un colchón de diez puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el Gremio, que no le podrá dar alcance en las últimas tres jornadas.
Para proclamarse campeón, el Fluminense necesitó del empate 1-1 del Atlético Mineiro en su visita al Vasco da Gama, que con ese resultado cayó al tercer puesto y se quedó con 65 puntos.
El Fluminense ganó el título en un partido tenso y difícil, jugado en la ciudad de Presidente Prudente y ante un rival necesitado de los puntos, que puso al líder en aprietos y a punto estuvo de aguarle la fiesta.
El flamante campeón se adelantó por medio de Fred, justo antes del descanso, y se aprovechó de un gol en propia puerta de Mauricio Ramos, cuando intentaba despejar un rechace.
No obstante, el Palmeiras, que lucha con uñas y dientes con la difícil misión de evitar el descenso, logró el empate diez minutos después con dos jugadas a balón parado, primero en un córner rematado por el argentino Hernán Barcos y después en una falta que cabeceó a gol Patrik Vieira.
El equipo carioca logró el gol definitivo en el minuto 87, a tres del final, por medio de Fred, artillero de la liga con 19 tantos y estrella del equipo.
La derrota dejó al Palmeiras antepenúltimo, con 33 puntos y a siete de la salvación, gracias a la derrota por 3-1 del Bahía ante el Cruzeiro.
A la hora del final del partido ya se conocía la noticia del empate del Atlético Mineiro en su visita al Vasco da Gama en Río de Janeiro, a pesar de haber iniciado el partido con buen pie gracias a un penalti transformado por Ronaldinho.
La expulsión de Serginho por doble amonestación dejó al Mineiro en inferioridad numérica desde el minuto 40 y le permitió al Vasco empatar, quince minutos después, en un remate a la media vuelta de Alecsandro.
También el sábado, el Santos, con Neymar en campo, decepcionó en su visita al Atlético Goianiense, equipo ya descendido a segunda división y que se llevó el gato al agua con un 2-1.
Este fin de semana también se confirmó el ascenso a primera división del Goiás, equipo de la ciudad de Goiania que ha cumplido dos temporadas en segunda.

201211120051190.a99.jpg


Río de Janeiro
EFE

 

Ver comentarios