Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Flotación no debería asustarlo, ya la conoce

Fabio Parreaguirre [email protected] | Miércoles 04 febrero, 2015



Flotación no debería asustarlo, ya la conoce

Desde el lunes nuestro sistema cambiario oficial es de flotación administrada, pero desde diciembre del 2013, y con más fortaleza desde hace seis meses ya lo era, solo que de forma de facto, utilizada por el Banco Central.
Por esto el cambio, no es algo nuevo, incluso en los dos primeros días, no se dio ningún cambio abrupto o distinto en el mercado, y los especialistas indican que así debería seguir siendo por lo menos en el mediano plazo.
En las últimas tres sesiones el Central ha intervenido vendiendo casi $28 millones, para controlar la volatilidad y que el tipo de cambio no se apreciara en una mayor cantidad. Desde el viernes, el tipo de cambio se apreció en casi ¢2, algo que es normal.
Al inicio de la sesión de ayer se dieron varias negociaciones en el rango de ¢538 a ¢540; sin embargo, la volatilidad fue disminuyendo y desde antes de mediodía, las negociaciones comenzaron a converger a niveles cercanos a ¢539,90 en donde cerró las operaciones en el mercado mayorista, indicaron los especialista de Grupo Financiero Aldesa.
Asimismo, los diferenciales cambiarios de las distintas ventanillas de las entidades financieras se han mantenido estables. Dicho diferencial suele ampliarse en momentos de volatilidad, ya que es un recurso que usan los bancos para protegerse.
Tome en cuenta que el Banco Central tiene suficientes reservas monetarias para controlar cualquier presión hacia arriba del tipo de cambio.
Asimismo, con presiones hacia abajo, el Banco ya anunció un programa de compras por $800 millones entre 2015 y 2016.
En la actualidad, las presiones que existen son de apreciación, y se incrementarían luego de la emisión internacional de los Eurobonos por un monto de $1 mil millones.
En el largo mediano plazo, se podría tomar en cuenta que varias monedas latinoamericanas se han depreciado, algo que suele suceder en nuestro país con unos tres meses de rezago, luego que estas divisas reaccionaran al cambio.

Fabio Parreaguirre
[email protected]