Enviar
Chavarría indica que a lo interno del Ministerio Público hay un ambiente hostil que ha dejado pérdidas millonarias
Fiscal critica a prensa por afectar credibilidad del sistema
Reunión de tres fiscales para decidir sobre la indagatoria “es anormal”, indica Chavarría

Jorge Chavarría, fiscal general de la República, negó ayer cualquier tráfico de influencias para detener la indagatoria contra Rodrigo Arias, ex ministro de la Presidencia y actual precandidato de Liberación Nacional.
Durante su audiencia ante la comisión investigadora, el fiscal cuestionó la labor de algunos medios de comunicación, que con sus publicaciones erróneas han afectado la credibilidad del Ministerio Público que él dirige.
Chavarría manifestó a los diputados que los periodistas de La Nación, lo trataron de “entrampar con técnicas de policía política”.
“Yo entiendo que haya una desconfianza razonable en el sano ejercicio de la democracia, pero considero que en este caso, se pasó esa raya de la razonabilidad, y continuar por esa ruta, es ir al desastre. Es mi responsabilidad como fiscal general de la República hacer estas manifestaciones. Quiero quitarle todos los matices de satánico, oscuro, inmoral y terrible que se le ha dado a este caso, porque ninguna de esas condiciones las tiene. La Nación (el periódico) toma dos hechos separados, que son independientes en tiempo y espacio, y se redacta una información que le deja al lector la impresión de que yo conversé con Arias, cosa que no es cierta”, expresó Chavarría.
El fiscal calificó la investigación de la comisión “como un escandalillo”. Asimismo, indicó que la detención de la indagatoria fue una acción que realizó Lilliam Gómez, ex fiscala general, tras haberse reunido con él a pocos días de asumir su cargo y no una orden.
Asimismo, el fiscal dijo a los diputados que no conoce a Arias y que nadie lo llamó en su nombre para que detuviera el proceso.
Por otra parte, indicó que en el seno del Ministerio Público existe un ambiente laboral hostil, el cual le ha generado miles de millones de colones en pérdidas a la Fiscalía.
“Durante la reunión con Gómez, hablamos del ambiente laboral del Ministerio Público, y ella me dijo que era un ambiente hostil y enfermizo, que genera pérdidas por miles de millones de colones por incapacidades de enfermedades relacionadas con el estrés”, expresó el fiscal.
Asimismo, Chavarría indicó a los diputados su extrañeza por la reunión que tuvieron tres fiscales, para definir si se indagaba o no al ex ministro de la Presidencia, ya que este tipo de decisiones se toman por “miles diariamente sin la intervención de tantos fiscales”.
“Se toma una decisión apresurada, al día siguiente de mi nombramiento, en una reunión de tres fiscales. Eso es extraño. ¿Cómo tres fiscales se reúnen para tomar una decisión de este tipo? Cuando todos los días se hacen miles, eso preocupó a la señora Gómez y por eso me dijo que era prudente frenar la indagatoria”, expresó el fiscal.
Los diputados pretenden investigar un supuesto tráfico de influencias políticas, el cual tendría como objetivo frenar un proceso judicial contra los responsables de canalizar una donación hecha al Gobierno anterior por $2 millones para el pago de consultorías. Los recursos fueron girados por el Banco Centroamericano de Integración Económica.
El tema tomó relevancia en enero anterior, cuando se dio a conocer que Arias llamó a José María Tijerino, entonces ministro de Seguridad Pública, para averiguar el estado de la indagatoria que realiza la Fiscalía en su contra por el manejo que hizo de esa cooperación.
De acuerdo con publicaciones periodísticas, el ex ministro recibió la notificación del proceso en su contra el 8 de octubre del año pasado. Ese mismo día y tras un lapso de dos horas, Chavarría, quien empezaría a fungir en tan solo ocho días como fiscal general, solicitó a Gómez, fiscala general interina, suspender la investigación.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios