Enviar

Camtic recomienda mantener a gerente

Firmas de tecnología apoyan a Racsa

Empresa redujo sus pérdidas en $11 millones el último año

201304142137260.n6.jpg
Ronald Jiménez, vicepresidente de Camtic, considera que cambiar al gerente y la estrategia de negocios de Racsa en este momento no es una buena señal de la empresa. Archivo / La República
No es recomendable en este momento hacer cambios ni en la gerencia, ni en la estrategia que sigue Radiográfica Costarricense S.A. (Racsa) para tratar de superar el déficit financiero que sufre.
Esa es la posición que asumió Camtic, una cámara que agrupa a más de 200 empresas relacionadas con el sector de la tecnología y a la cual está afiliada Racsa.
El apoyo a la gestión de Radiográfica llega en momentos en que la institución atraviesa una fuerte crisis interna debido a la división que existe en torno a si se mantiene el rumbo que se le asignó a la empresa en 2011 o se le da un nuevo giro.
Es tal el desacuerdo, que la semana pasada generó la renuncia de dos miembros de la junta directiva, por lo que durante toda la semana no pudo sesionar.
Otra secuela de los roces entre los directivos de Racsa es que no se ha alcanzado un acuerdo para nombrar al gerente general de la institución, puesto que está vacante desde el 31 de marzo.
Sobre la gerencia, la posición de Camtic es que lo más recomendable es la permanencia de Orlando Cascante, pues es quien inició el proceso que tiene a Racsa en franca recuperación financiera.
(Orlando) Cascante ha hecho un buen papel y le ha permitido a Racsa ir adquiriendo nuevas habilidades, aseguró Ronald Jiménez, vicepresidente de Camtic.
201304142137260.n66.jpg
Desde que Cascante asumió la dirección de Radiográfica Costarricense —a finales de 2011— a la fecha, la empresa ha recuperado $11 millones de las pérdidas que registraba.
Con esos números, Jiménez considera que no hay por qué cambiar la estrategia de la empresa, pues ya está empezando a ver la luz después del túnel.
El transformarse en una empresa tecnológica y buscar a otras compañías del mercado en alianzas estratégicas para ofrecer una mejor respuesta es lo que le ha permitido a Racsa mejorar sus finanzas, destacó Jiménez.
Precisamente las alianzas con otras compañías tecnológicas suscritas por Racsa para superar la crisis fue uno de los puntos de discordia que enfrentó a la junta directiva de la institución.
Ello porque algunos de los directivos cuestionaban que fueran impulsadas de forma unilateral por el gerente general sin la aprobación del consejo director.
Racsa se vio obligada a cambiar su negocio luego de que la apertura del mercado la sacara prácticamente del negocio de conectividad al que le había apostado.
El problema se dio cuando sus principales socios, CableTica y Amnet (hoy Tigo) la abandonaron para competir por separado y se le llevaron el 90% de los clientes.
Para salvar a Racsa la junta directiva del ICE —su casa matriz— la transformó en 2011 en una empresa tecnológica y le dio principalmente la cartera estatal para que la atendiera.

 

Danny Canales
[email protected]

 



Ver comentarios