Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Final entre nublados

Luis Fernado Rojas [email protected] | Sábado 19 mayo, 2012



Final entre nublados
Herediano va por el campeonato con más dudas fuera que dentro de la cancha

A 90 minutos de coronar su tan deseado campeonato 22, el Club Sport Herediano llega este sábado al Ebal Rodríguez de Guápiles con más dudas administrativas que futbolísticas, pero con la obligación de no defraudar a sus miles de aficionados que añoran el título y están convencidos de que lo pueden obtener.
Pese a que este viernes, tras una reunión entre Mario Sotela, presidente de este club, y los jugadores se llegó a un arreglo, no total, pero sí satisfactorio para ambas partes, queda la duda de hasta dónde estaría resuelto el problema económico de los florenses, una vez que Mario Sotela expresó que, “tuve que sacar plata de una cuenta mía para pagarles” y que aún quedó debiendo un saldo “muy pequeño”. Sotela también pidió disculpas por haber llamado “mercenarios” a los futbolistas florenses y al parecer, según las declaraciones del jugador Oscar Rojas, se las aceptaron.
Por el lado del Santos el partido está claro, pierde por dos goles y necesita un mínimo de tres para ser campeón. No obstante, ellos, sin mover un dedo, ven cómo su rival se desgasta en su polémica interna que incluso provocó este viernes en la madrugada un trastorno en la salud del técnico rojiamarillo Odir Jacques, el cual fue superado y estará este sábado en el banquillo del Team.
En medio de la novela, está la afición herediana; al tope de la efervescencia y al borde del éxtasis, tras el jalón que dio el equipo con Jacques al mando, pasando de ser un club prácticamente eliminado, que entró dejando los pelos en el alambre a la fase final, pero que desde entonces ha venido derribando obstáculos hasta el punto de tener ahora el campeonato al alcance de la mano e incluso llegando a la final como favorito.
La situación económica de los heredianos se tornó tan apremiante que el viernes por la tarde se decía que no tenían segura la partida, porque no se había hecho el respectivo depósito en el Hotel Suerre, sede en la que se hospedaron los florenses. Aunque después se confirmó que todo estaba arreglado.
Santos tampoco escapó a los nublados, porque la tarde del viernes tuvo la inspección del Ministerio de Salud, y hubo problemas con la aprobación de una de las graderías pero a la postre todo se arregló.
El equipo del Santos, que ya demostró de lo que es capaz al eliminar al Deportivo Saprissa en una cancha (el Estadio Nacional) que en teoría favorecía a los josefinos, tuvo una reunión la noche del viernes en su estadio, a puerta cerrada, para finiquitar los últimos detalles del partido.
Por otra parte, Herediano ofreció para los miles de aficionados que no pudieron viajar a Guápiles este sábado, la transmisión en pantalla gigante en su estadio, aparte de actividades especiales con los patrocinadores del equipo, concursos, música en vivo de DJ, para calentar el ambiente previo al juego de la final. Las entradas tienen un costo de ¢3 mil.

Luis Rojas
[email protected]