Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Filmeguía 7-3-09

| Sábado 07 marzo, 2009



Filmeguía 7-3-09

Mario Giacomelli
Para la República

El sustituto
“Changeling” (2008) de Clint Eastwood. Con Angelina Jolie y John Malkovich. Robusto drama basado en un suceso verídico: en 1928, una mujer denunció la desaparición de su pequeño hijo. Tiempo después, las autoridades le entregaron un niño que no era suyo. Una vibrante actuación principal es el elemento más notorio de un filme simplemente impecable, donde nada sobra y nada falta. Depurada.

Calificación: 10

Quisiera ser millonario
“Slumdog Millionaire” (2008) de Danny Boyle. Con Dev Patel y Freida Pinto. Brillante producción inglesa, rodada en la India. Digna ganadora de ocho premios Oscar, cuenta las experiencias de un niño de la calle, quien llega a participar en un célebre concurso televisivo. Es al mismo tiempo un emotivo drama de denuncia y un relato esperanzador, con connotaciones universales. Dirección formidable. Alentadora.

Calificación: 9

Corazón de tinta
“Inkheart” (2008) de Iain Softley. Con Brendan Fraser y Helen Mirren. Personajes de ficción cobran vida, en esta blanda saga de fantasía. Está basada en una novela popular, mal traducida al lenguaje fílmico. Debería inspirar amor por la literatura, pero muestra los libros como algo peligroso y terrorífico, surtiendo más bien el efecto contrario. Interpretaciones desganadas, dirección endeble. Descolorida.

Calificación: 5

Simplemente no te quiere
“He’s Just Not That Into You” (2009) de Ken Kwapis. Con Ben Affleck y Jennifer Aniston. Comedia sentimental, burda y rutinaria, basada en un exitoso libro de autoayuda. Presenta una decena de personajes, los cuales se van involucrando en diferentes líos románticos. A pesar de algunas intuiciones divertidas y bastante esporádicas, la narración languidece en medio de sosos estereotipos machistas. Desanimada.

Calificación: 4

Peligro en Bangkok
“Bangkok Dangerous” (2008) de Oxide y Danny Pang. Con Nicolas Cage y Shakrit Yamnarm. Pésimo refrito de un hito oriental de 1999. Los directores son los mismos, pero el resultado desastroso. Cage da lástima, en el papel de un implacable asesino a sueldo, enseñando sus secretos a un joven tailandés. Ritmo letárgico, diálogos tediosos, acción sin energía y torpes interludios románticos. Soporífera.

Calificación: 2