Enviar
Filmeguía

Mario Giacomelli
Para la República

El curioso caso de Benjamin Button
“The Curious Case of Benjamin Button” (2008) de David Fincher. Con Brad Pitt y Cate Blanchett. De un cuento de Francis Scott Fitzgerald, es la biografía de un imaginario fenómeno: un hombre que nace anciano y rejuvenece al crecer. La trama es prolija y sufre ciertas incongruencias, lo cual no le resta vigor. Estimula valiosas reflexiones sobre el paso del tiempo y la fragilidad de la existencia. Tocante.

Calificación: 8

Bolt, un perro fuera de serie
“Bolt” (2008) de Byron Howard y Chris Williams. He aquí un estreno para recordar: la primera película proyectada en el país con sistema digital, en tercera dimensión. Es una arrolladora comedia de animación, sobre un perro actor que sale a conocer el mundo real. Aunque desarrolla un argumento poco original, el filme emociona y divierte, con un guion chispeante y una impecable realización. Vencedora.

Calificación: 8

Quémese después de leerse
“Burn After Reading” (2008) de Joel y Ethan Coen. Con George Clooney y John Malkovich. Un agente de la CIA renuncia a su empleo y desata sin saberlo una cadena de chantajes, subterfugios, crímenes y traiciones. Es una loca intriga de espionaje, donde todo parece suceder por casualidad. La parte central del relato es un poco floja, pero vale la pena esperar hasta el final y dejarse sorprender. Excéntrica.

Calificación: 7

Operación Valquiria
“Valkyrie” (2008) de Bryan Singer. Con Tom Cruise y Kenneth Branagh. Insípido drama bélico, con elementos de acción y suspenso, basado en hechos verídicos. Mediante un estilo visual neutro, casi apático, ilustra un complot para asesinar a Hitler en 1944. Conociendo de antemano el desenlace, cuesta dejarse apasionar por la intriga. Además, Cruise no resulta creíble con uniforme alemán. Malaventurada.

Calificación: 5

Crepúsculo
“Twilight” (2008) de Catherine Hardwicke. Con Kristen Stewart y Robert Pattinson. Tibia adaptación de la primera entrega de un ciclo literario, creado por la escritora Stephenie Meyer. Gira en torno a una colegiala, enamorada de un joven apuesto, quien resulta ser un vampiro. Concebida solo para complacer las expectativas del público adolescente, carece de chispa, creatividad y emociones. Anémica.

Calificación: 4


Ver comentarios