Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Filmeguía 14-3-09

| Sábado 14 marzo, 2009



Filmeguía 14-3-09

Mario Giacomelli
Para la República

El sustituto
“Changeling” (2008) de Clint Eastwood. Con Angelina Jolie y John Malkovich. Robusto drama basado en un suceso verídico: en 1928, una mujer denunció la desaparición de su pequeño hijo. Tiempo después, las autoridades le entregaron un niño que no era suyo. Una vibrante actuación principal, es el elemento más notorio de un filme simplemente impecable, donde nada sobra y nada falta. Depurada.
Calificación: 10

Los vigilantes
“Watchmen” (2009) de Zack Snyder. Con Billy Crudup y Jackie Earle Haley. Tremenda adaptación de una novela gráfica que marcó los anales de los cómics. Más que una simple epopeya de superhéroes, es una lúcida metáfora política, con tintes apocalípticos. Funciona en múltiples niveles, proporcionando al mismo tiempo acción apabullante, efectos arrolladores y mucho material para pensar. Asombrosa.
Calificación: 9

Caos
“Chaos” (2005) de Tony Giglio. Con Jason Statham y Ryan Phillippe. Dos detectives de Seattle luchan en contra de una astuta pandilla de ladrones. Tras un arranque intrigante, la trama pierde tensión, ilustrando una investigación poco novedosa. El director engaña al público, ocultando detalles que le impiden resolver el acertijo. Para peores, el desenlace sorpresivo no sorprende a nadie. Consuetudinaria.

Calificación: 5

Corazón de tinta
“Inkheart” (2008) de Iain Softley. Con Brendan Fraser y Helen Mirren. Personajes de ficción cobran vida, en esta blanda saga de fantasía. Está basada en una novela popular, mal traducida al lenguaje fílmico. Debería inspirar amor por la literatura, pero muestra los libros como algo peligroso y terrorífico, surtiendo más bien el efecto contrario. Interpretaciones desganadas, dirección endeble. Descolorida.
Calificación: 5

Peligro en Bangkok
“Bangkok Dangerous” (2008) de Oxide y Danny Pang. Con Nicolas Cage y Shakrit Yamnarm. Pésimo refrito de un hito oriental de 1999. Los directores son los mismos, pero el resultado desastroso. Cage da lástima, en el papel de un implacable asesino a sueldo, enseñando sus secretos a un joven tailandés. Ritmo letárgico, diálogos tediosos, acción sin energía y torpes interludios románticos. Soporífera.
Calificación: 2