FIFA: un escándalo más y pide algunas reformas
La luz no sale en la FIFA cada día aparecen más denuncias. Fabrice Coffrini-AFP/La República
Enviar

201512031747140.recuadro-31.gif
Mientras la FIFA acepta que vive su peor crisis en la historia y busca nuevas reformas, ayer 12 dirigentes más fueron detenidos en Suiza.
Alfredo Hawit, presidente de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth) y presidente interino de la Concacaf, y Juan Ángel Napout, de Paraguay, presidente interino de Conmebol, fueron detenidos en Zúrich, anunció la Oficina Federal de Justicia (OFJ). Ambos se oponen a su extradición a Estados Unidos.
Mientras tanto, el comité ejecutivo —ningún costarricense forma actualmente parte tras la detención de Eduardo Li meses atrás— se reunió y aceptó en un informe que vive su peor crisis en la historia.
“La FIFA atraviesa en la actualidad la peor crisis de su historia. Esta crisis debería verse como una oportunidad única para que la FIFA se renueve”, señala el informe.
Dicho documento del Comité de Reformas reconoció la realidad, por lo que propusieron modificaciones en su estructura de gobierno, como limitar los mandatos presidenciales a 12 años para que ya no puedan ser vitalicios y aumentar la presencia de mujeres en las cúpulas directivas.
Asimismo, se establece la “clara separación de funciones ‘políticas’ y administrativas”.

“El Consejo de la FIFA (que remplaza al comité ejecutivo) será responsable de establecer la dirección estratégica general de la organización, mientras que la Secretaría General se encargará de supervisar las acciones operativas y comerciales necesarias para ejecutar con eficacia esa estrategia”, explica la organización.
Las reformas deberán ser aprobadas en el congreso del organismo en febrero, cuando además de elegirá presidente.


 

Ver comentarios