Fiebre del iPhone cunde en América Latina
Enviar
Fiebre del iPhone cunde en América Latina


Bogotá -- La fiebre del iPhone 3G, el dispositivo de Apple que combina iPod, navegador de Internet y teléfono celular afecta ya a una decena de países latinoamericanos, donde los fanáticos de la tecnología hacen fila para obtener uno.
A pesar de los altos costos y de que en algunos de los países de la región en donde el iPhone salió el viernes a la venta no hay redes de nueva generación de óptima calidad, son millones los usuarios que impulsan el enfrentamiento entre América Móvil, del magnate mexicano Carlos Slim, y la española Telefónica por quedarse con el pedazo más grande del pastel en América Latina.

De hecho, el diario español La Gaceta de los Negocios aseguró el viernes que en el caso de Telefónica, el dispositivo solo funcionará a pleno rendimiento en Uruguay, Chile y Argentina.
Sin embargo, el presidente de Telef
ónica, César Alierta, señaló que “el iPhone ha cambiado la forma en la que las personas se comunican y acceden al contenido en movilidad”.
Así lo creen en Santiago, Viña del Mar y Concepción, ciudades en donde con música, magia y largas filas de compradores debutó en Chile el teléfono móvil, navegador y reproductor de música.
Según los distribuidores, durante la madrugada del viernes fue adquirido por unas 500 personas de las 65 mil que reservaron en Movistar, de Telefónica de España, y 40 mil en Claro, de América Móvil.
“Me sorprendió la respuesta del público, sobre todo porque la mayoría eran clientes nuevos”, dijo Javier Valenzuela, gerente de terminales de Movistar.
El furor por iPhone inundó también con publicidad los periódicos argentinos, en los que se promociona a valores que van desde los 1.059 pesos ($347) a los 2.300 pesos ($754), según el tipo de abono mensual al servicio y la capacidad de la terminal (8 ó 16 gigavatios).
Pese a las 50 mil reservas recibidas por medio de correos electrónicos, Movistar aclaró en Argentina que sus existencias son de mil unidades, que se comercializarán a través de su sitio web y en su principal almacén en Buenos Aires, mientras que Claro indicó que venderá hasta 20 aparatos en cada uno de sus 50 loc
ales.
El nuevo dispositivo de Apple se ofrece desde el 11 de julio en México, cuando de acuerdo con América Móvil, se vendieron todas las unidades, con cuatro distintos planes tarifarios que varían desde los 459 pesos mensuales (unos $45) con conexiones de hasta 200 minutos, hasta los 1.399 pesos al mes (unos $138) que otorgan 600 minutos de conexión y opción de descarga ilimitada.
Latinoamericanos de todas las edades y condiciones sociales se apresuraron a acercarse a los centros de venta para pasar a la “historia” como los primeros en tener el considerado por la revista Time como el invento del año en 2007.
Tal es el caso del colombiano Nicolás Páramo, un estudiante y “discjockey”, que se declaró “fanático de la tecnología”, y que esperó desde la 01.00 GMT ante la tienda Movistar de Bogotá para asegurarse una unidad, junto a otras 150 personas.
El presidente de Movistar-Colombia, Sergio Regueros, explicó que “hasta el momento 15 mil personas se interesaron en el terminal vía Internet por lo que, pese a no tratarse de una pre-venta, el éxito está asegurado”.
Otro entusiasta es
el limeño Henry Huanqui, quien según el diario El Comercio, se convirtió en el primer peruano en adquirir el iPhone en las oficinas de Claro, que al igual que Teléfónica lo ofrecerán a unos $400 y planes mensuales desde $60.
Aunque el iPhone 3G llegará a Brasil en noviembre con Vivo y Claro, dos jóvenes de Sao Paulo ya presumen de ser los primeros en el mundo en desbloquearlo.
“El aparato va a poder ser usado en cualquier lugar del mundo, con cualquier operadora telefónica y con cualquier chip”, afirmó Breno MacMasi, de 25 años, quien junto a Paulo Stool, de 21, desbloqueó el iPhone con una tarjeta que “engaña” la SIM del aparato, que “cree” estar conectada a una red liberada.
La “hazaña” parece no interesarle a los venezolanos, bolivianos y cubanos, al parecer “vacunados” contra la fiebre del iPhone, mientras que los puertorriqueños que no han comprado el teléfono en Estados Unidos están dispuestos a esperar hasta septiembre para adquirirlo.
Los dominicanos tendrán que esperar aun más, hasta noviembre, cuando lo sacarán Orange y Claro.
En Nicaragua, desde hace una semana la empresa Ideas Claro lo ofrece únicamente a sus clientes registrados en su página web a $600 y $700, y en Costa Rica, que no cuenta con líneas celulares de tercera generación (3G), se consigue sólo el iPhone tradicional.
En Guatemala ya hay 6 mil aparatos reservados por $630 y $735, en El Salvador, Telecom y Telefónica, que invirtió $23 millones para el lanzamiento, ofrecen “precios especiales” a quienes adquieran un contrato, y en Honduras, los distribuidores solo lo entregarán con planes postpago.

Ver comentarios