Logo La República

Jueves, 28 de enero de 2021



NOTA DE TANO


Fichaje de Venegas, opacó al de Figo

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 30 diciembre, 2020

Johan Venegas

Johan Venegas Ulloa.

Usted no tiene que pedir perdón a nadie y menos dar su vida por un club.

Las decisiones que tomó, para fichar por el Saprissa y ahora con Alajuelense, son pan diario en el deporte profesional.

Cuando regresó de la MLS, entrenó con el León y todo hacía indicar que volvería a vestirse de rojo y negro. Su representante, nada romántico pero conocedor de su oficio, logró que el Saprissa le pagara un fichaje más alto y usted, con toda la lógica del universo, dejó La Catedral y se afincó en La Cueva.

Hoy, por idénticos motivos, transita la ruta en sentido contrario.

Lea más: Alrededor de la firma de Venegas, se construyó un circo

Téngalo por seguro, que sus actuales detractores, los “sufridos y humillados” fanáticos del Alajuelense que reniegan de su regreso, harían exactamente lo mismo en sus respectivos entornos laborales. Un padre de familia responsable, siempre debe buscar el más alto ingreso económico para bienestar de su prole.

En estos días, mi estimado Johan, usted ha sido víctima de un montaje de un gran sector de la prensa deportiva criolla, que a falta de fútbol de la primera división, se encargó de inflar una noticia común y corriente, como si usted fuera el Figo que abandonó al Barcelona en el año 2000 para jugar con el Real Madrid.

Alrededor de su fichaje con Alajuelense, se construyó un circo mediático, sustentado ¡qué tristeza!, en manifestaciones tipo cloaca que en las redes sociales vomitan los fanáticos del León molestos por su regreso.

Lea más: Johan Venegas llega a la Liga con el reto de ganarse a una afición resentida

Como lo escribimos ayer, esos fanáticos manudos que reniegan de su vuelta a La Catedral, serán los primeros en alabarlo y aplaudirlo, apenas usted anote el primer gol vestido otra vez de rojinegro. En ese preciso instante, cuando meta el primer gol para la Liga, se derrumba como castillo en arena, todo este sainete que le han montado mis queridos colegas a falta de circo.

Usted ha actuado correctamente, no manipuló su fichaje, no usó el chantaje que en los años 90 le permitió a un seleccionado nacional, pretendido por Saprissa y Herediano, dejar la Liga y firmar con el Team, después de recorrer tres veces en una sola tarde, los pocos metros que separaban el Ricardo Saprissa de la oficina de don Chaco Sasso en Tibás, cada viaje con una oferta diferente.

En su caso, hoy Saprissa no pudo pagarle lo que usted pedía, Alajuelense sí pudo y punto. Caso cerrado como dicta la doctora Polo, de ahí que la novela pasional que le construyó la prensa, no tiene el mínimo sentido.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.