Festival de Cine se consolida con una plataforma para directores
Enviar
El Festival Internacional de Cine, que se llevó a cabo en diciembre en el país, dejó un buen sabor de boca a los directores que presentaron sus proyectos.
La cita se consolida como una plataforma para visibilizar, desarrollar y estimular la producción y creación audiovisual local.
En la reciente edición, “Medea”, de Alexandra Latishev, ganó Mejor Largometraje Centroamericano y Mejor Largometraje Nacional.
“Insyriated”, de Philippe Van Leeuw, se llevó el galardón a Mejor Largometraje Internacional; el Mejor Cortometraje Nacional fue otorgado a “Umbral”, de Federico Montero.
“La familia de la vejiga”, “500 años” e “Insyriated” fueron las favoritas del público para cada una las categorías en competencia.
Latishev consideró que mostrar su obra a un público local fue muy importante, pues se percató de que los códigos narrativos y un sentido de apropiación son más fuertes de lo que se enseña en otro lugar del mundo.
“Porque la propuesta está hecha en respuesta a las cosas que pasan en nuestro entorno”, dijo.
A propósito de la temática sobre el aborto y el ritmo de la película, Latishev agregó que no tenía idea de cómo iban a reaccionar los espectadores; sin embargo, se siente satisfecha pues generó discusión, comentarios y críticas. 
Su producción recibió un premio de ¢3 millones.
Patricia Velásquez, ganadora del Premio Boogieman Media de diseño de key art, por el proyecto cinematográfico “Apego”, también destacó la importancia de participar en el festival.
“Es la primera vez que mostramos la película que aún no está terminada y nos ha permitido tener retroalimentación sobre ella”, comentó.


Ver comentarios