Femsa analiza venta de acciones de Heineken para invertir en otros negocios
Si Femsa decide vender su participación en Heineken con vista a objetivos que contribuyan a impulsar el crecimiento, probablemente encontraría comprador. Bloomberg/La República
Enviar

Femsa analiza venta de acciones de Heineken para invertir en otros negocios

El conglomerado mexicano Fomento Económico Mexicano SAB está un paso más cerca de liberar miles de millones de dólares de efectivo fresco, justo cuando podría necesitar ese dinero.
La compañía de $34 mil millones, conocida como Femsa, ahora puede vender acciones de su participación del 20% en la cervecera Heineken NV, dado que a fin de abril venció una cláusula que lo impedía.


Femsa la adquirió hace cinco años en un canje por su empresa de cerveza mexicana. En ese lapso, la posición se apreció a unos $9 mil millones en tanto las acciones de Heineken aumentaron a más del doble.
La participación, sumada al efectivo existente de Femsa, le da más de $11 mil millones en municiones para fusiones y adquisiciones.
“A Femsa no le gusta tener cosas que no pueda controlar”, dijo sobre las acciones de Heineken Lauren Torres, analista de UBS AG en Nueva York.
“Si pudiera hacer de ellas algo que le dé otra tanda de buenos retornos, porque sabe que existe otra oportunidad, entonces lo haría”.
Las adquisiciones podrían apuntalar perspectivas de crecimiento que se moderaron debido a que al negocio de supermercados de barrio Oxxo de la empresa le quedan menos esquinas donde plantar su bandera.
Una opción es buscar una mayor tajada del fragmentado sector de las farmacias de América Latina, aprovechando la experiencia de Femsa en el comercio minorista de pequeño formato.
Una de estas cadenas es Farmatodo en México. Hoy ya tiene presencia en Farmacias YZA y Farmacias Moderna.
Otra de las posibilidades que valoran es ampliar sus operaciones como embotelladora de la empresa Coca-Cola. La inversión en estaciones de gasolina tampoco se descarta.
El máximo responsable financiero, Daniel Alberto Rodríguez Cofre, dijo en una llamada en conferencia del 30 de abril que el vencimiento de la cláusula “no se nos ha escapado”. Agregó que la compañía no prevé un cambio en la participación en Heineken en el “corto plazo”.
Femsa “aún tiene un balance muy fuerte” y no prevé que vaya a necesitar vender la participación.
“Dicho esto, obviamente, siempre tenemos la responsabilidad de buscar alternativas y sopesar esas alternativas con las acciones de Heineken”, señaló.
En la última década, el valor de mercado de Femsa se multiplicó por nueve en tanto la conducción de la empresa expandió el imperio Oxxo a unos 13 mil locales. Este año, UBS proyecta que la cantidad de tiendas de Oxxo crecerá un 9%, el ritmo más lento en por lo menos 15 años.
Si Femsa buscara vender su participación en Heineken con vista a objetivos que contribuyan a impulsar el crecimiento, probablemente encontraría comprador.
Como las cerveceras mundiales están evaluando fusiones, Heineken misma podría tener interés para mantener a raya a los aspirantes a compradores, como también podrían tenerlo posibles pretendientes de la cervecera de Ámsterdam.
El año pasado, Heineken rechazó una oferta de una cervecera más grande, SABMiller Plc.
Vender la participación implicaría pagar impuestos al aumento de capital sobre las ganancias, y Femsa probablemente no lo haga antes de encontrar otra manera de aplicar el producto de la venta, dijo Miguel Mayorga, analista de Corporativo GBM SAB.

Bloomberg


 


Ver comentarios