Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Feliz Navidad con paz y amor

| Sábado 20 diciembre, 2014


La familia es el principal agente de la educación y el factor fundamental del ser humano


Feliz Navidad con paz y amor

Cada diciembre nos abruma, más que el calor humano, la publicidad para gastar dinero. La Navidad es la época del año en que el consumismo se apodera de nuestros bolsillos. No importa cuanto se gaste, porque es Navidad. Los supermercados y las tiendas se abarrotan de personas que alivian su ansiedad con las compras, aunque tengan que renunciar a otras prioridades.
La Navidad es una época de celebración, y sin duda alguna el mes de diciembre es uno de los más preciosos de todo el año.
La razón es sencilla; es el mes en que se celebra la Navidad, y casi todo el planeta reconoce el nacimiento del personaje más famoso de la historia, ese personaje es el propio Señor Jesucristo.
Él es el Salvador del mundo y es el regalo más grande que Dios pudo hacerle a la humanidad; según el evangelio de Juan que dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito para que todo aquel que crea no se pierda mas tenga vida eterna”.
Lo que supone que el verdadero sentido de la Navidad consiste en reconocer que es un momento oportuno para agradecer a Dios todo lo bueno que nos pasó, sobre todo el don de la vida, mirar con óptica esperanzadora todo el camino que nos falta por recorrer, acercarnos a nuestros seres queridos, convertirnos en personas más humanas y sensibles por nuestro entorno y lo que nos rodea.
También es una oportunidad perfecta para reflexionar, hacer planes, reforzar nuestras convicciones, corregir aquellas pequeñas cosas que se puedan mejorar, ser mejores personas y seres humanos.
Nada mejor que hacerlo en esta época navideña, rodeados de las personas que más queremos, aquellas que nos acompañan y transitan al lado de nosotros, y con quienes existen fuertes vínculos emocionales y de afecto.
La Navidad es sinónimo de vida y presencia de múltiples emociones, recuerdos agradables sobre el pasado, muchas anécdotas que contar. Es tal vez el momento más oportuno para hacer la paz y reconciliación entre las personas, debido a que todos sin excepción se encuentran más sensibles y dispuestos a compartir, negociar, dar y recibir.
Cabe destacar que la Navidad es una fiesta muy celebrada por los habitantes del planeta y es el recuerdo más universal y más gustado que el mundo tiene de Jesucristo, porque desciende, permanece y toma la condición humana para abrirnos las puertas del cielo.
Sin embargo, en estos días de Navidad que trae a nuestra meditación el nacimiento del Hijo de Dios hecho hombre, en esta fiesta de la Sagrada Familia que ve amenazada la vida de su hijo, toda la familia esta llamada a ser el santuario de la vida y la esperanza de la sociedad.
Finalmente, la familia como núcleo central de la sociedad ha sido desafiada y atacada, por lo que debemos tomar conciencia de nuestra responsabilidad y evitar a toda costa la descomposición del tejido humano, porque la familia es el principal agente de la educación y el factor fundamental del ser humano.

Luis Fernando Allen Forbes
Director ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare