Enviar
FARC reiteran que no habrá más liberaciones

Autoridades ultiman detalles para recibir misión médica para Betancourt

San José del Guaviare
EFE

Las autoridades del suroriental departamento del Guaviare están listas para recibir a la misión que dará asistencia médica a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, rehén de la guerrilla de las FARC desde 2002.
El gobernador de esa selvática región, Óscar López, dijo ayer a Efe que las medidas de seguridad en la terminal “Jorge Enrique González” de San José del Guaviare y los alrededores fueron reforzadas, ante la posible llegada del avión francés que en la madrugada del jueves aterrizó en una base aérea de Bogotá.
Además, un hospital está preparado, en caso de que lo requiera la misión médica liderada por Francia, que busca dar atención a Betancourt, secuestrada en las selvas del departamento de Caquetá por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y a otros rehenes.
La política colombo-francesa está en el grupo de 40 secuestrados que los rebeldes pretenden canjear por medio millar de sus presos, mediante la negociación de un acuerdo humanitario con el Gobierno del presidente Álvaro Uribe.
Las FARC reiteraron ayer, a través de un comunicado firmado por Rodrigo Granda, conocido como “el canciller”, y Jesús Santrich, del bloque caribe de la guerrilla, que no liberarán de manera unilateral a otros secuestrados, a no ser mediante la negociación de un acuerdo de canje en una zona desmilitarizada.
“No es admisible que nos pidan más gestos de paz”, señalaron los líderes rebeldes en una nota publicada por la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP) en su página electrónica, en la que no se refirieron a la misión médica liderada por Francia.
Precisaron que “sólo como consecuencia de un canje de prisioneros saldrán libres quienes están cautivos” en sus campamentos, es decir, los 40 rehenes “canjeables” por rebeldes presos, incluidos “Simón Trinidad” y “Sonia”, extraditados a Estados Unidos.
Según los portavoces insurgentes, ninguno de los rehenes “está en peores condiciones” que ambos extraditados o muchos de los “dirigentes políticos y líderes populares que han sido apresados sin ser guerrilleros”.
Varias versiones sobre el estado de salud de Betancourt -enferma de leishmaniasis, hepatitis B y malaria- precipitaron la misión francesa, acompañada por los Gobiernos de España y Suiza, con los que conforma un comité internacional autorizado por Uribe como facilitador de acercamientos con los insurgentes.
Uribe recibió ayer en la Casa de Nariño (sede del Ejecutivo en Bogotá) a los embajadores en Colombia de España, Andrés Collado, y Francia, Jean Michel Marlaud, y un delegado suizo, quienes le dieron los detalles de la operación.
El mandatario colombiano prometió a su colega francés, Nicolas Sarkozy, facilitar la misión médica a través de la suspensión de acciones militares en la zona donde se llevará a cabo.
Desde la mañana de ayer, el aeródromo de San José del Guaviare se vio copado de militares y funcionarios regionales que están a la expectativa de la llegada de la comisión humanitaria, que avanzará una vez que sus responsables reciban de los rebeldes las coordenadas del lugar en la que deberá realizarse.
El gobernador dijo que las autoridades regionales “están prestas” para atender y colaborar con esa misión, y que desde ya disponen de toda la infraestructura en el aeropuerto y la ciudad para garantizar su éxito.
“Tenemos un hospital que está preparado para atenderla (a Betancourt), en caso de que se necesite”, señaló López.
Los responsables de la operación tienen previsto atender a la cautiva y, si es posible, a otros rehenes en la misma aeronave francesa, que deberá salir de Bogotá hacia alguna base castrense, según el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León.
El oficial indicó que el Gobierno está en condiciones de facilitar los helicópteros que sean necesarios para trasladar los enfermos hasta dicho avión.
Uno de los soldados que están a la espera en el aeropuerto señaló a Efe que el movimiento de tropas en la terminal aérea es bastante alto, por ser una zona en la que los rebeldes tienen una fuerte presencia y por tratarse de una región en la que han aumentado los cultivos de plantas de coca.
Los lugareños también se encuentran expectantes ante la llegada de la misión, autorizada por Uribe durante una charla telefónica que mantuvo con Sarkozy el pasado martes.
Guaviare fue ayer el centro de atención, después de que las FARC liberaron en este departamento a cinco ex parlamentarios y a Clara Rojas, la compañera de partido de Betancourt, en misiones coordinadas por el presidente venezolano, Hugo Chávez.
Además, en su reciente travesía hacia la libertad, el congresista Luis Eladio Pérez aseguró que vio a Betancourt, por lo que se supone que ella se encuentra en esta región.
Ver comentarios