Enviar
Fanal, un recurso útil para la crisis

Luego de una dura batalla, la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) recupera el monopolio para elaborar cualquier bebida alcohólica apta para el consumo humano, según lo dio a conocer con carácter de exclusividad LA REPUBLICA el jueves anterior.
La Procuraduría General de la República determinó que el proceso de diluir concentrados de alcohol para la producción de bebidas etílicas es una actividad protegida por el monopolio que en materia de licores establece la ley y por ende los intereses de Fanal, y no como lo había interpretado un fallo anterior en el que se permitía efectuar este proceso a cualquier empresa, sin necesidad de una concesión.
Esta determinación parece haber encendido el motor que ha de impeler a la entidad hacia un nuevo rumbo, con mayor brío y en busca de su modernización, para volver a colocar en buena posición en el mercado a su producto líder, el guaro Cacique, que representa el 85% de sus ingresos, entre otras medidas que adoptará con el objetivo de aumentar sus rentas.
Es importante que la institución logre esta meta ya que el hecho se produce justamente en momentos en que el país necesita consolidar y aumentar los recursos y acciones destinados a diversas obras de carácter social, algo que precisamente se logra en parte mediante lo que recauda Fanal y que a partir de la nueva situación de la entidad podría incrementarse.
Por ejemplo, parte de las ganancias que obtiene esa institución se destinan al Instituto de Desarrollo Agrario, al de Fomento y Asesoría Municipal y a la Municipalidad de Grecia, en donde se encuentran ubicadas sus instalaciones.
Otras sumas, que obtiene con relación a la ley sobre cargas tributarias a cigarrillos y bebidas alcohólicas, le permiten girar recursos económicos que se destinan a la Cruz Roja e instituciones que albergan a adultos mayores y niños en riesgo social.
En la actual coyuntura, un mejoramiento de los ingresos de Fanal podría ser útil para reforzar el plan nacional de ayuda al agro que Costa Rica necesita.
Por otra parte, Fanal se propone, en forma conjunta con el Ministerio de Salud y con Aduanas establecer nuevos parámetros de fiscalización y otorgamiento de concesiones a las firmas que diluyen alcohol para la producción de sus bebidas, lo que redundará en beneficio de los consumidores y el país en general.

Ver comentarios