Logo La República

Viernes, 22 de octubre de 2021



COLUMNISTAS


Familia política unida… jamás vencida…

Vladimir de la Cruz vladimirdelacruz@hotmail.com | Miércoles 16 enero, 2013


Tiene (Johnny Araya) el mismo reto de Rodrigo, enfrentar el temor al tercer gobierno continuo del PLN, y el mismo escenario de una oposición muy dividida


Pizarrón

Familia política unida… jamás vencida…

La candidatura de Rodrigo Arias tenía opositores naturales dentro del partido Liberación Nacional (PLN), en tanto habían otros candidatos, Antonio Álvarez Desanti, Fernando Berrocal Soto y Johnny Araya Monge. Junto a ellos el expresidente Luis Alberto Monge y otros liberacionistas que no escatimaban oportunidad para criticarlo, junto a su hermano el expresidente Óscar Arias.
Contra los hermanos Arias Sánchez se tejió, como nunca antes se había hecho, una campaña de desprestigio, especialmente en redes sociales y en medios de comunicación alternativos, atacándolos más en lo personal que en lo político. Contra ellos se creó la imagen de la Familia Arias que había que derrotar.
Johnny fue liderando poco a poco en esa contienda. Se convirtió de hecho en el candidato contra los Arias, tanto de las tiendas internas como de los grupos externos al PLN. Aparentaba ser el gran opositor y aglutinaba emocionalmente a todos los anti Arias, incluso liberacionistas retirados del PLN que le daban apoyo en esa lucha y que regresan con Johnny a la militancia liberacionista.
Retirado Rodrigo Arias y apoyando Antonio Álvarez y Fernando Berrocal a Johnny, hoy no solo es el candidato del PLN, sino que también se ha convertido en el candidato a derrotar por parte de la oposición política.
Rodrigo ha dicho claramente que votará por el PLN, que siempre ha sido liberacionista, que nunca se ha ido de ese partido, y al votar por el PLN lo hará por Johnny.
Los Arias siguen siendo los Arias, dentro y fuera del PLN. La Familia liberacionista está unida… y familia política unida… jamás vencida… hacia el tercer gobierno del PLN...
Hoy Johnny está a descampado, a descubierto. Le empezarán a aparecer las purrujas, pulgas y pulgones de sus opositores.
Rodrigo aglutinaba a opositores del PLN y de otras tiendas. Johnny solo tiene opositores no liberacionistas.
La oposición frente a Rodrigo como candidato hacía esfuerzos mayores por la unidad de sus grupos para enfrentarlo, mientras a Johnny algunos grupos opositores consideran que es más fácil derrotarlo en solitario, sin unidad, error fundamental.
Johnny no es más débil que Rodrigo. La prueba es que es el candidato del PLN. No está solo. Tiene a sus Familias políticas, los Monge y los Araya, y ahora a la Liberacionista que encabeza, con los Arias a bordo.
Tiene el mismo reto de Rodrigo, enfrentar el temor al tercer gobierno continuo del PLN, y el mismo escenario de una oposición muy dividida y, casi hasta mayo, sin candidatos visibles definidos, porque ningún partido opositor designa su candidato antes de este mes.
Johnny no ha lanzado una imagen antineoliberal, ni podrá hacerlo como candidato del PLN, porque se le va su capital de apoyo. Tiene a Antonio Álvarez Desanti de Jefe de Campaña, y otros destacados liberacionistas que apoyan el neoliberalismo, y candidato a primer lugar de diputado por San José. Y tiene a dos liberacionistas destacados que podría ponerlos de candidatos a diputados para enviar un mensaje equilibrista, Walter Coto Molina, por Cartago, y Fernando Berrocal, tercer lugar de San José, que fueron parte de gobiernos neoliberales y que reniegan de ello.
La clave de la campaña del 2014 también serán los candidatos a diputados.

 

NOTAS ANTERIORES


Animales en la política

Jueves 21 octubre, 2021

Espero que mis propuestas de “animales” resulten recibidas con el mismo entusiasmo que las recibieron los republicanos y los demócratas, o en todo caso que...

¿Por qué algoritmo piensa votar?

Jueves 21 octubre, 2021

Una campaña electoral en medio de una pandemia, un desempleo por las nubes, crisis fiscal, a esto se le suma 27 ciudadanos que quieren ser presidentes...






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.