Enviar
Sector empresarial reclama instalaciones adecuadas para efectuar eventos de gran magnitud
Falta de centros de convenciones aleja negocios

• En el mercado surgen iniciativas para atender la demanda
• Esperanza se centra en la incursión del grupo español Feria Valencia, sin embargo el proyecto apenas está en planificación

Karen Retana
[email protected]

Costa Rica se quedó rezagada en materia de centros de convenciones.
La existencia de una demanda insatisfecha y la pérdida de negocios potenciales parecen no desvelar a las autoridades locales, lo cual ha sido aprovechado por Panamá para atender los congresos, convenciones y eventos de empresas internacionales.
Muestra de ello fue la Expocomer 2008, feria comercial de Centroamérica y el Caribe, donde participaron 600 expositores de 30 países.
La actividad se llevó a cabo en el Centro de Convenciones El Atrapa, que tiene una superficie de ocho hectáreas incluyendo terrenos frente a la Bahía de Panamá.
Mientras tanto, empresarios locales presionan por infraestructura capaz de atender actividades simultáneas, sin embargo a la fecha no han logrado el eco esperado.
El interés radica en que la organización de eventos a gran escala está cobrando fuerza en el mercado, debido a que este tipo de activ
idades se han convertido en una vitrina efectiva para el mercadeo de productos y servicios.
Pese a que algunas compañías vinculadas con centros feriales tratan de atender el llamado de una demanda insatisfecha, estos esfuerzos son insuficientes.
Cenada se proyecta como una nueva alternativa para la ejecución de ferias debido al espacio disponible de 5 mil metros cuadrados y área de parqueo.
“El centro ferial es un campo que por sus dimensiones permite la realización de exposiciones internacionales, “Su capacidad instalada le permite ser el lugar más grande en el país”, aseguró Emilia Sánchez, directora de Estudios y Desarrollo del campo ferial.
La iniciativa responde a que en el pasado, los organizadores de ferias internacionales terminaban coordinando los eventos en otros países del istmo, agregó Sánchez.
Pese a este esfuerzo, la infraestructura existente en el país continúa siendo incompleta.
La esperanza de contar con instalaciones de primer nivel se ha colocado en la posible construcción de un centro de convenciones por parte de un grupo de españoles quienes el año pasado mostraron interés en invertir en este sector.

No obstante, el proyecto se visualiza a largo plazo ya que apenas se encuentra en etapa de planificación y ni siquiera se ha establecido un lugar para desarrollarlo.
“El proyecto va, pero requiere su tiempo para concretar los planes de la obra”, sostuvo Sergio Navas, vicepresidente de la Cámara de Exportadores, agrupación que realizó el contacto con la firma Feria Valencia.
Aunque la puesta en marcha de la obra camina a paso lento, de concretarse, Costa Rica tendría el complejo de convenciones más grande de Centroamérica.
El centro de convenciones tendría una inversión de $250 millones y un área de 320 mil metros cuadrados.
La posible incursión de los españoles hace que el sector empresarial recobre la ilusión que se desvaneció tras el desvío de fondos donados por Taiwán para la reconstrucción del hospital Calderón Guardia.
Ver comentarios