Factor Humano
Enviar

En una entrevista de trabajo hay tres momentos claves: la presentación personal, el resumen de las competencias laborales y experiencias pasadas y finalmente el cierre de la venta. Estas tres fases tienen importantes preguntas que generarán respuestas imprescindibles para la toma de la decisión final. Para esto se deben realizar las siguientes preguntas:

En la primera etapa de una entrevista se debe romper el hielo y la mejor forma de hacerlo es investigando sobre la vida familiar, los pasatiempos, los estudios. Por tanto, la primera pregunta que se debe hacer es ¿Cómo es su vida familiar y su vida personal, pasatiempos, actividades fuera del trabajo?

Esto nos permite que la persona asocie cosas positivas con la situación y permite un ambiente más relajado. Asimismo, podremos conocer actividades que las personas hacen en su tiempo libre y se puede considerar para tomar una decisión.

Una vez finalizada la parte personal debemos continuar con la experiencia y las competencias laborales. Para esto se deben utilizar varias preguntas importantes.

Con el fin de conocer sobre experiencias pasadas, es importante realizar las siguientes preguntas ¿Cuáles eran sus responsabilidades en el puesto de trabajo? Esta pregunta permite limitar a los candidatos a comentar específicamente sobre sus tareas específicas y no sobre acciones de la empresa o el departamento. Posteriormente, es importante siempre averiguar sobre logros, por lo que la siguiente pregunta es ¿Cuáles son sus tres mayores logros a nivel profesional?

Una vez investigada la parte de experiencia laboral, es importante determinar las competencias laborales, es decir, aquellos comportamientos que se han ejecutado en momentos anteriores, ya que el mejor predictor de un comportamiento futuro es un comportamiento pasado. Para esto existe una técnica conocida como STAR, que significa: Situación, Tarea, Acción y Resultado. La pregunta que se debe realizar es ¿Cuál ha sido una situación donde, debido a su accionar, ha tenido un resultado positivo? Con esta pregunta se puede confirmar sobre comportamientos anteriores sobre situaciones difíciles de manejar.

Finalmente, debemos cuestionar al candidato sobre su aporte a la empresa. Para esto le podemos referir la pregunta ¿Cuál cree usted que es la razón por la que le debemos contratar, o qué puede usted aportar a la empresa? La respuesta a esta pregunta, de ser sincera y con conocimiento, nos puede indicar las fortalezas del candidato y el genuino interés en la posición.

Lucía Echeverría- Socia en Factor Humano- Gestión de Talento www.factorhumano.cr

 



Ver comentarios