Extracción de gas abre debate
Debido al impacto ecológico que tendría la explotación de gas, Edgardo Araya, abogado ambientalista que se trajo la minería de San Carlos abajo, se opone al proyecto. Archivo/La República
Enviar

Por urgencia energética, Guevara y Araya apoyarían explotación

Extracción de gas abre debate

Práctica es más dañina que minería a cielo abierto, advierten ecologistas

Cada vez que un candidato presidencial menciona sus planes de extraer gas natural para abastecer el mercado eléctrico, los ecologistas tocan sus tambores de guerra.

201312022324310.n55.jpg
Para ellos, la eventual explotación de ese combustible fósil es más dañina que una minería a cielo abierto y por ello, anuncian desde ya movilizaciones sociales, foros y recursos legales para evitarlo.
Este anuncio se da después de que Johnny Araya y Otto Guevara, candidatos a la presidencia, afirmaran su interés en su explotación.
La oposición se debe a que el uso de gas para generar energía, conlleva la contaminación de aguas subterráneas que son utilizadas para el consumo humano, asimismo, señalan que este tipo de combustible contribuye altamente al cambio climático y a la destrucción de la flora y la fauna circundantes.
Por estas razones, advierten a los aspirantes presidenciales que desean extraer gas, que no tendrán su voto en estas elecciones y que en caso de llegar a Zapote, ellos serán sus férreos enemigos.
“La experiencia en otros países como Australia y Estados Unidos ha dejado claro el impacto ambiental. El gas, cuando se trata de extraer, contamina las aguas superficiales con fórmulas químicas”, expresó Fabián Pacheco, de la organización Federación Ecologista.
La decisión de Araya y Guevara de impulsar la extracción de gas, se debe a que Costa Rica debe duplicar la producción de energía a 2030, y de esta forma, evitar el encarecimiento de la energía y los eventuales apagones.
Esto se debe a los atrasos del ICE en la construcción del proyecto hidroeléctrico Diquís, y a la negativa de los diputados de aumentar la participación de las cogeneradoras privadas en la generación de energía.
Por ejemplo, para la próxima temporada seca, esa institución ya advirtió que la energía eléctrica subirá entre un 25% y un 30%, debido a que el embalse de Arenal no llegó ni a la mitad de su capacidad por la escasez de lluvia.
Los ecologistas están conscientes de la demanda energética en el futuro, no obstante, advierten que la solución es privilegiar la producción amigable con el ambiente a través de fuentes no contaminantes como la eólica, la solar y la hidroeléctrica.
“De llegar esta situación a una posibilidad real, nosotros seremos muy críticos pues no creemos ni en la extracción petrolera, ni en el uso del gas. En ese sentido recomendamos el impulso de otros modelos sostenibles y con menos impacto ambiental”, indica Edgardo Araya, aspirante a diputado por el Frente Amplio y ambientalista que se trajo abajo la minería de Crucitas.
En estos momentos, existen estudios que confirman altas posibilidades de encontrar gas en algunos puntos del país.
Sin embargo, hasta el momento no se ha impulsado el proyecto debido a la oposición de grupos ambientalistas.
Esto, porque al perforar el suelo se utilizaría prácticamente la misma tecnología desarrollada para extraer petróleo, actividad que por decreto presidencial es objeto de una moratoria desde la administración de Abel Pacheco.
No obstante, tanto Araya como Guevara insisten en sus planes.
“El gas tiene la ventaja de ser más barato que el petróleo para producir energía y lo más importante es que su precio no fluctúa tanto, asimismo, es una energía menos contaminante, incluso en un 50%. Ojalá pudiéramos encontrar gas natural en suelo costarricense, pues esto tendría una gran repercusión en el ámbito social y económico”, expresó Araya.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR



Ver comentarios