Expropiaciones no atrasarán vía a San Ramón
Enviar

201606062008080.rec-8.gif
En unos cuatro meses más, el Gobierno tendría finalmente todos los terrenos que se requieren para construir la nueva carretera entre San José y San Ramón, la cual se pretende que arranque a mediados de 2017.
Un 98% de los inmuebles ya está en posesión del Estado, si se toman en cuenta los planos originales del proyecto, y solo se está a la espera de que los tribunales dicten sentencia, en cuanto a cinco juicios por diferencias con los actuales dueños por el monto de los avalúos.
Todos los procesos se encuentran en su etapa procesal final, tras más de una década de ventilarse en tribunales.
Hasta el momento el Gobierno ha invertido unos $35 millones en expropiaciones y se estima que los procesos pendientes no significarían un gasto tan oneroso.
Los terrenos que están en manos privadas y que pretende el Gobierno, son propiedad de la Asociación de Vecinos Residencial de Los Arcos, la empresa Matadero del Valle, de la Compañía Ñor Adolfo S.A. y de los ciudadanos Angenor Campos, Óscar Mejías y Manuel Antonio Mora.
Los lotes se encuentran en puntos como Río Segundo, en las inmediaciones del Castella y el Residencial Los Arcos, así como en las cercanías del cruce a Naranjo.
Los juicios se están debatiendo en el Tribunal Contencioso Administrativo y Civil de Hacienda.
“Se esperaría que en los próximos cuatro meses se dicten en vía judicial, las entradas en posesión de los inmuebles faltantes o en proceso expropiatorio, aunque tenemos que recordar que el número final de terrenos podría variar de acuerdo con el anteproyecto que está por definirse”, dijo Ana Lizeth Rodríguez, asesora de Carlos Villalta, jerarca del MOPT.
En caso de que el Estado deba expropiar otros terrenos, no tendrá que pasar una década o más en los tribunales, sino que podrá utilizar la nueva ley de expropiaciones, que permitiría al Gobierno entrar en posesión del inmueble, sin importar que este sea motivo de disputa por su valor.
Por otra parte, la nueva normativa establece un máximo de 112 días hábiles para resolver.
Como las expropiaciones avanzan a buen ritmo, se pedirá este mes a la Contraloría, el refrendo del fideicomiso con el Banco de Costa Rica, con el objetivo de que en un año arranque la construcción.
Para el corredor principal en la autopista General Cañas, está contemplada la rehabilitación y ampliación a tres carriles, con espaldones por cada sentido de circulación, entre la Sabana y el intercambio de Circunvalación, a la altura del Monumento al Agua.
A partir de este último punto y la intersección del Aeropuerto Juan Santamaría, se rehabilitará y ampliará a cuatro carriles de ruedo por sentido.
Para la Bernardo Soto, desde el aeropuerto hasta San Ramón, lo previsto en la ley es la rehabilitación y ampliación a dos carriles por sentido.
Para una segunda etapa se contempla la construcción de las denominadas radiales en puntos como Río Segundo, San Antonio de Belén, Sarchí, Heredia y la nueva carretera a San Carlos.

Ver comentarios