Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Exito del teletrabajo depende de cultura

Redacción La República [email protected] | Lunes 14 julio, 2008



Modelo de trabajo es inefectivo sin la puesta en marcha de una serie de pautas
Exito del teletrabajo depende de cultura


Karen Retana
[email protected]

La implementación de un sistema de teletrabajo no solo consiste en la reubicación física de los empleados, requiere una serie de etapas, medidas y sobre todo de cambios culturales, además de los meramente técnicos.
Su funcionamiento exige el planteamiento de los objetivos que persigue la organización y la disponibilidad del recurso humano.
Los principales aspectos que deben ser tomados en cuenta de acuerdo con estudios realizados en países desarrollados y aplicados por grandes compañías como Intel, HP, Procter & Gamble cuyos resultados generen beneficios son:



1. Viabilidad
Preguntarse ¿por qué interesa a la empresa implementar el teletrabajo? Tener claro qué se pretende conseguir aplicando el sistema y definir la forma en que se medirán. Con todo ello lo que se persigue es tomar conciencia de las posibilidades de éxito que tiene la organización, antes de lanzarse de manera aventurada a su implantación.

2. ¿Quién dirige el proyecto?
El equipo se responsabilizará de las tareas por realizar, así como el diseño y búsqueda de estrategias para poner en marcha el teletrabajo.

3. Presupuesto
Para evaluar los costos internos de la empresa, los dos aspectos principales a tratar en el programa presupuestario son: tiempo y equipamiento.

4. Equipos
Definir si los futuros teletrab
ajadores necesitarán equipos adicionales, en caso de ser así, si la empresa los proveerá.

5. Selección de personal
Se realiza a través de un cuestionario a directivos y trabajadores para conocer el interés que despierta esta actividad, con ello se evalúan las características personales, profesionales y las circunstancias particulares.

6. Formación a los participantes
Tiene como objetivo convencer a los participantes de la necesidad de comunicación y cooperación mutua y, por otro lado, al aprendizaje de instrumentos tecnológicos que se utilizarán en el trabajo a distancia y las dificultades que podrán presentarse en el camino.

7. Selección de luga
res
La ubicación estará determinada en función del tamaño o intereses de la empresa.

8. Plan piloto
En él deben participar empleados de varios departamentos con el objetivo de que la experiencia sea lo suficientemente amplia como para poder evaluar correctamente los resultados. La experiencia debe durar al menos seis meses. Durante esta fase, se debe hacer un análisis, a través de entrevistas y cuestionarios de cuáles son las implicaciones tanto para teletrabajadores como para empleados que permanecen en la oficina.

9. Evaluar plan piloto
Puede efectuarse mediante cuestionarios, y grupos de discusión. El proceso debe tener presente la reacción de los teletrabajadores y supervisores. Determinar cuáles aspectos están funcionando y cuáles no.

10. Puesta en marcha final
Formalizar la política de teletrabajo de la organización y extender su aplicación. Con ello se incluirán los criterios de selección, los acuerdos y contratos de trabajo, y aquellos detalles que se han puesto de manifiesto en el proyecto piloto experimental en los documentos legales de la empresa.