Exevangelista de Amazon: “La inteligencia artificial impactará más pronto de lo que creemos”
Esteban Monge/La República
Enviar

Un evangelista tecnológico es un experto en convencer a las masas en la adopción de determinada tecnología o plataforma tecnológica. 

Son profesionales generalmente empleados por empresas que desean establecer sus plataformas propietarias o libres como el "estándar" del mercado.

Ese fue el trabajo de Simone Brunozzi como promotor sénior de tecnología de Amazon Web Services, que lo llevó a viajar por el mundo a difundir “la palabra” del gigante de las compras en línea.

El experto estuvo en Costa Rica para brindar una charla en el Tigo Business Forum 2018 y habló con LA REPÚBLICA sobre inteligencia artificial, Internet de las Cosas y las claves de su experiencia como evangelista tecnológico, un concepto muy útil para las “startups”.

¿Cuál es la mejor estrategia para atraer desarrolladores y crear ruido para una tecnología específica?

La mejor manera es antes de llegar a los desarrolladores, definir tu propia cultura interna: cómo se construye la tecnología, qué tipo de personas buscas atraer, cómo entrenas a tu personal y de qué manera contribuye a la elaboración del software que vas a vender. 

¿Cómo aplicarlo de forma práctica? 

Las compañías no deben olvidar tener personas que se preocupen por el producto, que lo conozcan bien y que sean capaces de enseñar a potenciales clientes que este puede resolver problemas de mejor manera que cualquier otro producto.

Esto no significa que quiera venderte mi software, es un acercamiento que pretende mostrar la utilidad de la herramienta en las actividades diarias.

¿Hay diferencias para el método en un mercado pequeño como el de Costa Rica?

Latinoamérica tiene una posición privilegiada especial y mucho talento, muy buenas universidades y muchos jóvenes especializándose en carreras tecnológicas. El punto es que ese talento debe ser aplicado no solo para resolver problemas regionales, sino que sirva para aplicarlo en cualquier otro lugar. 

Hay también diferencias marcadas en el costo de contratar profesionales que hacen atractivo el mercado.

¿Influye en esta región el hecho de que los avances tecnológicos lleguen tarde?

Depende. En ciertos países puede ser más caro y competitivo desarrollar tecnología, pero al mismo tiempo, la gente que puedes conseguir ahí cuenta con un tipo de experiencia que es muy valiosa para el producto que desarrollas. El problema en mercados inmaduros es que no se encuentra la experiencia que necesitas.

¿Cómo atacar esa debilidad?

Los costarricenses tienen que involucrarse en la resolución de problemas interesantes que los convierta en el tipo de profesionales que yo intente contratar, en lugar de buscarlos en California, Nueva York o Boston.

El evangelismo tecnológico se centra en el producto, ¿cómo crear un vínculo entre este y mi cliente?

A veces el hecho de enviar un correo puede ser suficiente. Es ventajosa la retroalimentación del cliente, porque detecta gratis un problema y tú lo haces feliz al resolverlo.

¿Cuál es el mejor camino para que una compañía latina sea competitiva en el mundo tecnológico?

En Latinoamérica es difícil que las “startups” sean exitosas, debido a que estas necesitan una combinación de cosas. Normalmente lo que pasa es que sucumben ante otras compañías que entran más tarde en el juego pero tienen más recursos.

El reto está en el financiamiento para estas “startups”, que creo debe venir de afuera a través de la atracción de inversiones, usando tus fortalezas a favor.

¿Qué rol tendrá la inteligencia artificial en dicho mercado tecnológico?

La gente sigue escéptica, pero creo que en los próximos cinco años se invertirá más en esta tecnología de lo que se ha invertido nunca.

En ese tiempo habrá grandes descubrimientos en inteligencia artificial y tendrá un gran impacto sobre todo en los sectores de salud, transporte y logística. Podemos verlo en el diagnóstico de enfermedades y su curación; ciudades inteligentes, carros autónomos y mercado de valores, donde muchos de los procesos están en manos de seres artificiales.

Como personas comunes no lo vemos, pero cada vez las compañías usan más esta tecnología para optimizar sus procesos.

Evangelista tecnológico

Nombre Simone Brunozzi

Ocupación Evangelista tecnológico y empresario

Formación Ciencias de computación, Universidad de California

Experiencia Jefe de tecnología en MosaixSoft, vicepresidente y tecnólogo jefe de Hybrid Cloud en VMware, promotor sénior de tecnología de Amazon Web Services y actualmente fundador y CEO de Fabrica, empresa tecnológica



Ver comentarios