Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano: Excelente presentación táctica de Costa Rica

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 25 junio, 2018

Cristian Gamboa

Excelente presentación táctica de Costa Rica

Una Selección Nacional como la de Costa Rica, construida y estructurada para defenderse, no puede darse el lujo de dejar escapar la mínima ocasión de gol que se le presente, porque, según el estilo de Óscar Ramírez, esa puede ser la única y la última, no importa que el partido de turno apenas empiece.

Frente a Serbia, en el arranque del juego y como consecuencia de un tiro libre que cobró David Guzmán, el balón le llegó “riquísimo” a la cabeza de Pipo González, pero lamentablemente, el defensor central remató para arriba y envió la pelota encima del horizontal. Incluso, Celso Borges colocado a la espalda del Pipo, estaba listo para soltar su derecha, si González dejaba pasar el balón. Ese gol, si se logra, pudo darle otro guion al partido.

Frente a Brasil se presentó una situación similar, cuando en el minuto 12 se descolgó Cristian Gamboa por su sector, pisó territorio enemigo, entró al área y dio el llamado “pase de la muerte” a Celso Borges que venía entrando y se topó de frente con la píldora. Lamentablemente, don Celso remató desviado. La oportunidad de gol fue clarísima.

Analizando el excelente trabajo táctico de la Selección Nacional ante los brasileños, que se vino a pique en el cierre del juego, se puede comparar este hermoso partido táctico que Óscar Ramírez planificó para bloquear a las huestes de Tite, con el memorable encuentro de Brasil 14 entre Costa Rica e Italia, ganado por la Tricolor 1-0 con gol de Bryan Ruiz a Gianluigi Buffon.

La “Sele” anotó y después se atrincheró, sin meter el bus, para soportar los embates de la “azurra” y pudo sostener la mínima ventaja para obtener un resultado histórico.

Por lo sucedido en este Costa Rica-Brasil, bien pudo pasar que Celso Borges anotara el 1-0 y luego Brasil no pudiese emparejar la cuenta, como no lo pudo hacer durante 90 minutos de acción.

Lamentablemente en el minuto 90, Coutinho aprovechó un ligero despiste de nuestra defensa, combinado con la suerte, porque lo que pudo ser un remate difícil de Gabriel Jesús, terminó en un pase corto a su compañero, que con remate corto dejó el balón en la red.

El 2-0 de Neymar, cinco minutos después, se dio cuando ya Costa Rica había bajado los brazos.

Excelente partido táctico de la Selección Nacional, que merecía un final feliz. Sin embargo y como lo canta Emmanuel, en el epílogo “Todo se derrumbó” y Costa Rica no pudo repetir la soñada gesta de Brasil 14.