Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



NACIONALES


Ex fiscala general niega presiones de Chavarría

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 31 marzo, 2011



Investigación que realiza Congreso sobre caso BCIE es un “juego político” que daña institucionalidad del país, indica Gómez
Ex fiscala general niega presiones de Chavarría
Critica a varios medios de comunicación por insinuar que “el poder político torció el brazo del Poder Judicial”

Lilliam Gómez, ex fiscala general de la República, calificó como un “juego político” la investigación que realiza la Asamblea Legislativa, por el supuesto tráfico de influencias que habría propiciado la suspensión de una indagatoria en contra de Rodrigo Arias, ex ministro de la Presidencia.
Durante dos horas de comparecencia ayer ante una comisión legislativa, la ex funcionaria negó que Jorge Chavarría, fiscal general de la República, la haya presionado de alguna forma para ordenar la suspensión de la investigación contra Arias, por el supuesto mal manejo de una donación de $2 millones, hecha por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) al gobierno anterior, para el pago de consultorías.
Asimismo, indicó que la forma como ha sido presentada la información por diversos medios, “insinuando que políticos han torcido el brazo del Poder Judicial, de manera irrespetuosa y sin tener la razón”, ha desprestigiado la institucionalidad del país.
“Yo busqué al fiscal para darle cuentas sobre la fiscalía que él iba a asumir. Cuando le hablé del caso del BCIE, él me solicita, me dice, me comenta, que le gustaría conocerlo y estudiarlo, saber qué es lo que hay y después determinar en qué momento se hace la indagatoria. Yo le expliqué que había motivos suficientes para hacer la indagatoria, pero comprendo que necesitaba tiempo para conocer el tema. Si yo hubiera estado en el lugar de don Jorge, también hubiera pedido estudiar la causa”, dijo Gómez.
La ex funcionaria negó enfáticamente versiones de prensa que indican que Chavarría le ordenó suspender la indagatoria.
Asimismo, lamentó que la investigación sobre el BCIE se haya politizado y que un juicio político “tenga la capacidad de matar y lapidar a un ser humano”.
“Yo les digo a los señores diputados con el mayor respeto, que un juicio político tiene la posibilidad de lapidar o matar a un ser humano. Se puede afectar la trayectoria de personas como el señor fiscal y la credibilidad de la justicia costarricense”, añadió Gómez.
Esta es la segunda ocasión en que el Congreso investiga el manejo dado por el gobierno anterior a dicha cooperación, a pesar de que la Contraloría General y la Procuraduría General de la República ya determinaron que no hubo anomalías.
El tema del BCIE volvió a tomar relevancia en enero anterior, cuando se dio a conocer que Arias, ex ministro de la Presidencia y precandidato del Partido Liberación Nacional (PLN) para 2014, llamó a José María Tijerino, ministro de Seguridad Pública, para averiguar el estado de la indagatoria que realiza el Ministerio Público en su contra por dicha cooperación.
De acuerdo con publicaciones periodísticas, el ex ministro recibió la notificación del proceso en su contra el 8 de octubre del año pasado. Ese mismo día y tras un lapso de dos horas, Chavarría, quien empezaría a fungir en tan solo ocho días como fiscal general de la República, solicitó a Gómez, fiscala general interina, suspender la investigación.
Por los hechos señalados, diputados de oposición en el Congreso ha sugerido que Arias intervino de alguna forma en la cancelación de la indagatoria.
“Me parece totalmente incorrecto que el señor Chavarría reciba información a pesar de que no era fiscal. A mí me parece que hay una interferencia política sumamente grave”, indicó Manrique Oviedo, legislador del Partido Acción Ciudadana.

Esteban Arrieta
[email protected]