Europa se enfría conforme Alemania y Francia no alcanzan pronósticos
Los analistas consideran que el sorpresivo fortalecimiento que lideran los sectores de consumo y turismo, es un punto luminoso en medio de una economía europea que se derrumba. Bloomberg/La República
Enviar

Europa se enfría conforme Alemania y Francia no alcanzan pronósticos

 El crecimiento económico de la zona del euro se desaceleró de forma inesperada el trimestre pasado y las tres mayores economías de la región tuvieron un desempeño por debajo de las estimaciones, lo que destaca la fragilidad de la recuperación en momentos en que la incertidumbre domina las perspectivas globales.
El producto interno bruto de la región de 19 países creció un 0,3%, indicó el viernes la oficina de estadísticas de la Unión Europea, menos que la mediana de los pronósticos de economistas de que se mantendría el ritmo del 0,4% del primer trimestre.
Si bien el crecimiento alemán se aceleró, la mejora fue menor que la esperada, mientras que la economía francesa se estancó.
Mientras China sacude los mercados globales al devaluar su moneda y Grecia está al borde de un nuevo programa de rescate, la incipiente reanimación de la zona del euro aún podría vacilar en un contexto de incertidumbre.
En su reunión de julio, las autoridades del Banco Central Europeo calificaron la recuperación de “decepcionante” y dijeron que están dispuestas a adaptar el estímulo de ser necesario, indicó el jueves un resumen de las conversaciones.
La desaceleración “podría reflejar cierta influencia de la crisis griega y una posible debilidad de la economía china”, dijo Nick Kounis, un economista de ABN Amro en Ámsterdam.
“De todas maneras, surgen muchos elementos positivos y pensamos que la economía de la zona del euro recobrará fuerzas en los próximos trimestres”.
El euro ha declinado alrededor de un 8% este año. El Índice Stoxx Europe 600 bajó un 0,4%.
La economía alemana creció un 0,4% en los tres meses hasta junio y la italiana se expandió un 0,2%, indicaron los datos del viernes.
Eso puede compararse con pronósticos de un 0,4% y un 0,3%. En Francia, donde la economía no creció por primera vez en un año, se estimaba que el PIB crecería un 0,2%.
Tom Rogers, un economista de EY en Londres, dijo que la divergencia en relación con el crecimiento es un “recordatorio de que las reformas económicas internas tienen tanta importancia como las soluciones para el total de la zona del euro”.
“El estancamiento en Francia y el cuasi estancamiento en Italia subrayan que en ambos países las empresas y los hogares siguen abrigando una profunda preocupación respecto del futuro”, dijo.

Bloomberg
 

Ver comentarios