Enviar
Europa no cambiará agenda por calificación

La Comisión Europea (CE) insistió ayer en que la eurozona sabe lo que debe hacer para superar la crisis de la deuda y no necesita que las agencias de calificación de riesgo se lo digan, aunque admitió que conviene reforzar el fondo de rescate.
"Tomamos nota de la decisión de Standard & Poor's (S&P) del lunes de rebajar la nota del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF)", señaló el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj, en la rueda de prensa diaria.
"No vamos a dar más importancia a este tipo de calificaciones. Es solo un análisis entre muchos otros", señaló.
Aseguró: "No vamos a cambiar nuestra agenda por esta rebaja. Sabemos muy bien lo que hay que hacer y no necesitamos que las agencias nos lo digan".
Según el portavoz, es importante que la eurozona siga trabajando en el reforzamiento de sus cortafuegos, no solamente en cuanto a su capacidad de intervención, sino también en su alcance, y en los detalles que permitan la entrada en vigor en julio del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate permanente.
"Sabemos lo que tenemos que hacer y lo estamos haciendo. No hay ninguna razón por la cual deberíamos cambiar nuestras decisiones (...). Hemos hecho mucho el año pasado y esperamos tener todos los detalles afinados en marzo", cuando los jefes de Estado y de Gobierno prevén firmar el pacto fiscal y revisar el techo de dotación de 500.000 millones de euros de los fondos, añadió.
Altafaj admitió: "Es apropiado fortalecer el alcance de tiro (del fondo), porque la idea es tener un efecto disuasorio, preventivo, que asegure a todos los actores del mercado que podemos atender cualquier necesidad, y ese efecto, incluso si nunca se llega a utilizar, es muy importante".
También recordó que, cuando la eurozona decidió el año pasado ampliar el alcance de las actividades del FEEF -para que pueda intervenir en el mercado primario y secundario, recapitalizar la banca y dar préstamos preventivos-, entonces se logró "abrir la puerta a otros usos que podrían requerir financiación".
"Pero tal y como están las cosas eso no es necesario, no se trata de activar el FEEF para dar asistencia a ningún otro país que no sean los que están actualmente bajo un programa", señaló.
Respaldó además plenamente las palabras del presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, quien aseguró que la decisión de S&P no reducirá la capacidad de préstamo de 440.000 millones de euros del FEEF y que el fondo tiene suficientes recursos para los países bajo un programa de rescate, como Irlanda y Portugal, y que el instrumento seguirá contando con garantías incondicionales e irrevocables por parte de los Estados miembros de la eurozona.
"La decisión no representa de ninguna manera una falta de confianza en la robustez y la eficiencia de los cortafuegos financieros de la eurozona. Se trata de una consecuencia más bien mecánica después del anuncio de rebaja el viernes" de la nota de nueve países de la eurozona por parte de S&P, que retiró la triple A a Austria y a Francia, el segundo mayor contribuyente de avales.
Sin embargo, el portavoz, a diferencia de Juncker, quien también aseguró el lunes que la retirada de la categoría de triple A de S&P al FEEF no afectará a "potenciales futuros programas de ajuste", insistió.

Bruselas/EFE

Ver comentarios