Europa aumentará la QE por temor a una recuperación superficial
Este mes, el banco central rebajó sus pronósticos de crecimiento e inflación, y Draghi le dijo a la prensa que la QE es flexible en magnitud, duración y composición. Bloomberg/La República
Enviar

Europa aumentará la QE por temor a una recuperación superficial

 La promesa de Mario Draghi de que el Banco Central Europeo está dispuesto a aumentar el estímulo si fuera necesario es algo con lo que se identifican los economistas, que consideran que la recuperación de la zona euro es demasiado superficial para sostenerse.
Más de dos tercios de los entrevistados para una encuesta de Bloomberg pronostican que el presidente del BCE ampliará o prorrogará el programa de flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) de 1,4 billón de euros, y casi todos ellos sostienen que lo hará en el término de nueve meses.
Si bien una cantidad creciente de entrevistados considera que la economía está mejorando por ahora, también teme que la mejora no dure mucho.
El Consejo de Gobierno del BCE se mostró preocupado de que la desaceleración del comercio mundial afecte las exportaciones, pilar de la recuperación regional, antes de que la demanda interna sea lo suficientemente vigorosa para compensarla.
Este mes, el banco central rebajó sus pronósticos de crecimiento e inflación, y Draghi le dijo a la prensa que la QE es flexible en magnitud, duración y composición. En cambio, la Reserva Federal podría elevar sus tasas de interés ya esta semana.
“La QE corre el riesgo de convertirse en algo semipermanente”, dijo Gianluca Sanna, gerente de cartera de Banca Monte deiPaschi di Siena SpA en Milán.
“Si bien sin duda es cierto que la zona euro está atravesando una fase de crecimiento de la producción aceptable, quizá incluso superior al potencial, existe la posibilidad de que no haya nada autosustentable en lo que vemos en este momento y la zona euro acabe otra vez en un entorno de bajo crecimiento con una inflación peligrosamente cercana a cero”.
En la encuesta, el 68 por ciento de los 41 economistas que participaron dijeron que el BCE intensificará su programa de QE. Entre los que mencionaron un plazo, el 65 por ciento predice que el anuncio se producirá en diciembre y el 87 por ciento prevé que el compromiso de dar más estímulo llegará en marzo.
Casi cuatro quintos de los consultados que esperan una ampliación del programa de QE prevén que el BCE extenderá su duración más allá de la fecha de finalización original de septiembre de 2016. Alrededor del 43 por ciento señaló que el monto mensual de las compras se elevará respecto de los 60.000 millones de euros actuales, y el 29 por ciento dijo que el banco central ampliará la variedad de activos que compra.
El banco central con sede en Fráncfort tiene otras opciones, aunque con menos control de la escala. La quinta tanda de préstamos dirigidos a largo plazo —que buscan estimular el crédito a empresas y hogares— tendrá lugar la semana entrante. Los economistas pronostican que los bancos optarán por tomar 70.000 millones de euros, frente a los 73.800 millones que pidieron prestados en junio. Los préstamos, a los que se les aplica la tasa de interés de referencia de 0,05 por ciento, vencen en septiembre de 2018.
El porcentaje de economistas que dijeron que las perspectivas de la región a corto plazo mejorarán aumentó de 28 por ciento el mes pasado a 32 por ciento. Sólo el 5 por ciento opinó que las perspectivas empeorarán.
Sin embargo, la preocupación es la fragilidad de la recuperación, en tanto la desaceleración china perjudica a los países emergentes y potencialmente al crecimiento mundial.

Bloomberg

 

Ver comentarios