Enviar
Estrellas al diamante

Susana Ruiz y EFE
[email protected]

Las estrellas del béisbol de las Grandes Ligas se reúnen hoy en el Yankee Stadium de Nueva York, que al concluir la temporada será demolido, para el esperado encuentro entre los equipos de las ligas Americana y Nacional, a partir de las 6 p.m. hora de Costa Rica.
Para este juego los equipos de los Medias Rojas de Boston, actuales campeones de la Serie Mundial, y los Cachorr
os de Chicago son los que aportan más jugadores en los equipos de los titulares.
Los dominicanos Manny Ramírez y David Ortiz, de los Medias Rojas, volvieron a ser elegidos por votación popular para ser titulares del equipo de la Americana, y sus compañeros Kevin Youkilis, Dustin Pedroia y Kevin Youkilis, que ocuparán las bases primera y segunda, respectivamente, completaron los jugadores de los Medias Rojas que salieron elegidos como titulares.
El japonés Kosuke Fukudome, como jardinero, y el receptor puertorriqueño Geovany Soto forman el dúo de los Cachorros para salir como titulares con el equipo de la Nacional.
Mientras, el equipo anfitrión, los Yankees, aporta al tercera base Alex Rodríguez, uno de los más votados de la Liga Americana, y el paracortos Derek Jeter, junto con el taponero panameño Mariano Rivera, quien no será el abridor del evento, según indicó Terry Francona piloto de los Medias Rojas de Boston, que dirigirá al equipo de la Americana, “uno escoge a un abridor con base en las reglas que se fijaron. Vamos a poner como abridor a quien se lo merezca más”, dijo, por lo que Rivera será el primero de la lista de los cerradores de la Americana.
Por su parte, el gran reto del manejador de los Rockies de Colorado, Clint Hurdle, es llevar a la Liga Nacional a romper el maleficio en el clásico de mitad de temporada, ya que no lo gana desde 1996, cuando se disputó en Filadelfia. Desde entonces, la Americana ha ganado en diez ediciones y empatado en otra. El ganador tiene un impacto para los equipos que se enfrentarán en la Serie Mundial. La liga que se imponga tendrá la ventaja de local en el Clásico de Otoño.

Ver comentarios