Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



GESTIÓN DE TALENTO


Estrategias de atracción y retención del talento de las mujeres

Factor Humano [email protected] | Miércoles 22 agosto, 2018

factor
Shutterstock/La República


Estrategias de atracción y retención del talento de las mujeres

Las demandas de la sociedad actual han llevado a muchas compañías a dar un giro en la visión de sus negocios, lo cual a su vez ha impactado directamente uno de sus principales recursos, el capital humano. En el caso específico de las mujeres, su constante lucha por ocupar puestos laborales en igualdad de condiciones y garantizarse mejores condiciones, en definitiva, ha provocado que el sector empresarial les otorgue mayor valor e importancia.

Hoy en día existe una tendencia a generar estrategias para captar y retener el mejor talento humano en ese sector de la población. Se ha experimentado un aumento relativo en la participación de mujeres en puestos políticos, gerenciales o que implican mayor responsabilidad. Y si bien aún queda mucho por hacer para disminuir la brecha social y laboral entre hombres y mujeres, ciertamente, la sociedad está dando pasos importantes que visibilizan el papel de la mujer en el plano laboral.

La posibilidad de hacer carrera profesional en su lugar de trabajo es uno de los elementos a los que las mujeres de la generación millennial le dan mayor peso. Por esa razón, las estrategias para atraer su talento, entre otras cosas, suponen el desarrollo de un plan de carrera dentro de la organización, donde la colaboradora pueda ascender de puesto de acuerdo con un programa de trabajo que responda a sus capacidades y que le permita alcanzar sus objetivos. Dicha estrategia, precisamente, busca retener este talento, ya que muchas de las mujeres que abandonan su trabajo lo hacen por la escasa oportunidad de crecer profesionalmente o de adquirir nuevos conocimientos dentro de las organizaciones.

Es importante que las empresas revisen sus políticas internas y consideren aquellas que competen directamente a las mujeres. De este modo, se pueden adaptar dichas políticas a las necesidades específicas de esta población, a saber: horario flexible, opción de realizar teletrabajo, respeto a sus derechos durante el estado de gestación y el periodo de lactancia, oportunidad para ejercer roles que impliquen mayor liderazgo, movilidad internacional, becas de estudio, entre otros.

En esta misma línea, muchas empresas alrededor del mundo han implementado programas de retorno al trabajo, los cuales están dirigidos a aquellas mujeres que, por diferentes motivos, han dejado su empleo. Entre las principales razones por las que algunas mujeres abandonan su trabajo se destaca: cuido de hijos después de la incapacidad por maternidad, cuido de algún familiar cercano que ha enfermado, o bien, por motivos de estudio. Ante este panorama, muchas mujeres encuentran grandes dificultades para reinsertarse al mercado laboral después de tres o más años de inactividad; es aquí cuando entran en juego los programas de retorno al trabajo, los cuales tienen como objetivo principal reconocer las habilidades, la experiencia y el potencial de aquellas mujeres que se han alejado del mundo profesional durante un periodo determinado.

Otra variable altamente valorada por las mujeres dentro de sus espacios laborales se relaciona con la retroalimentación constante y precisa. Saber en qué debe mejorar y cómo debe mejorarse aumenta su deseo por demostrar su potencial y sus capacidades para ser tomada en cuenta en futuras posiciones de ascenso.

Una estrategia de atracción y retención del talento femenino debe acompañarse de un efectivo reconocimiento de las labores, especialmente, cuando se hayan alcanzado los objetivos planteados. Esto, sin duda, constituye un importante factor motivacional. Por último, es necesario que, a la hora de ser implementada, dicha estrategia contemple los siguientes elementos:

  • La comprensión y adecuado análisis de las barreras que presentan las mujeres en el espacio laboral
  • Reproducir las buenas prácticas que han desarrollado aquellas mujeres capaces de superar dichas barreras y brindar acompañamiento por medio de capacitaciones
  • Generar una cultura organizacional donde se valore el rol de la mujer como profesional que aporta valor a su trabajo, y por ende, que merece condiciones laborales que se adapten a sus necesidades


Stephanie Alanis