Foto 1
Enviar

Estados Unidos acuerda ley para agilizar acuerdos comerciales


Líderes del Congreso de EE.UU. anunciaron  un acuerdo preliminar sobre la legislación que permitiría al Gobierno acelerar el proceso del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión entre Europa y Estados Unidos (TTIP).
La legislación, conocida como "Fast Track ("Por la vía rápida"), allanaría el camino para las negociaciones actuales sobre el TPP, más avanzado que el europeo, y que involucra a once países de América Latina y Asia Central en el que sería el mayor acuerdo comercial de EEUU desde el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con México y Canadá (NAFTA).
El proyecto de ley, que debe votarse próximamente, haría público cualquier acuerdo comercial final durante 60 días antes de que lo firmara el presidente, y hasta cuatro meses antes de que el Congreso lo vote.
Si el acuerdo en cuestión negociado por un representante comercial de Estados Unidos no cumple con los objetivos establecidos por el Congreso en materia de trabajo, medio ambiente y derechos humanos, una mayoría de 60 votos en el Senado podría anular el acuerdo por la "vía rápida" y someterlo a enmiendas.
La nueva legislación fue anunciada por el presidente del Comité de Finanzas del Senado, el republicano Orrin Hatch; por el presidente del Comité de Medios y Arbitrios, el republicano Paul Ryan; y el senador demócrata Ron Wyden, miembro de mayor rango en el Comité de Finanzas.
"La apertura hacia los mercados extranjeros, donde la mayoría de los consumidores del mundo residen, es fundamental para la creación de nuevas oportunidades de empleo para la clase media en Estados Unidos", dijo Wyden en un comunicado.
Los demócratas están divididos sobre los asuntos de comercio internacional, con la senadora progresista Elizabeth Warren a la cabeza de los detractores, que no apoya los planes del presidente de EEUU, Barack Obama.
"Me complace que el presidente Hatch, el senador Wyden, y presidente Ryan hayan presentado una legislación bipartidista para ayudar a negociar acuerdos comerciales que son buenos para nuestra economía, nuestros negocios, y lo más importante, para nuestros trabajadores", apuntó Obama.
Tras conocer el acuerdo, el mandatario subrayó en un comunicado que su "prioridad en cualquier negociación comercial es ampliar las oportunidades de los trabajadores estadounidenses que trabajan duro".

EFE

Ver comentarios