Logo La República

Miércoles, 19 de diciembre de 2018



NACIONALES


“Estado laico con Dios” fue blanco de protestas

Fabiola Vargas [email protected] | Jueves 14 agosto, 2014



Manifestantes se reunieron en las afueras del condominio donde vive el Presidente

“Estado laico con Dios” fue blanco de protestas

Políticas conservadoras molestan a colectivos progresistas

La convocatoria del proyecto de ley de libertades religiosas en las sesiones en que el Poder Ejecutivo impone su agenda, generó que unas 60 personas mostraran su descontento y exigieran cuentas a Luis Guillermo Solís, justo en las afueras del condominio donde vive, en Barrio Escalante.
Los grupos le reclaman al Presidente ceder ante el conservadurismo, al manifestar que el país debe virar hacia un “Estado laico con Dios”.
Esto, sumado a las negociaciones paralelas con el Vaticano, molesta a los colectivos del Movimiento por un Estado Laico y el grupo Invisibles, quienes organizaron el evento.
El otorgamiento de privilegios fiscales y donaciones a la Iglesia católica, figuran entre las disconformidades. “Tomaste mis impuestos en curas y pastores”, gritó uno de los manifestantes.
Poner un freno a la propuesta de Melvin Jiménez, ministro de la Presidencia y obispo luterano, es el objetivo de la actividad.
La aprobación de esta iniciativa podría abrir un portillo para que, en lugar de pasar a un Estado laico, el país sea un Estado multiconfesional, según interpretaciones de los asistentes a la manifestación.
Lo grupos aseguraron que esperaban una respuesta pronta del gobierno, pero que no tenían agendada una reunión posterior a la protesta, aunque sí prepararon un comunicado con la explicación de sus alegatos.
Por su parte, la situación generó la molestia del Presidente, quien aseguró que para extender propuestas está la Casa Presidencial y no su residencia.
La Fuerza Pública se encontraba supervisando la entrada y salida en Villa Fontana, condominio donde reside Solís. Hasta el cierre de edición, no se presentó ninguna anomalía o situación violenta.

Fabiola Vargas
[email protected]
@La_Republica